scorecardresearch

Sentir el patrimonio

MARINA URIZARNA
-

La Catedral, al alcance de la mano. Los centros de educación especial pueden visitar el templo con la guía de lectura fácil. El proyecto del CFIE y la Fundación Aspanias busca hacer de la cultura un lugar de inclusión social

El Centro Ocupacional de Quintanadueñas empleó la guía de lectura fácil en su visita al monumento. - Foto: Valdivielso

Por su 800 cumpleaños, la Catedral de Burgos se ha convertido en un lugar accesible para todos a través de la Guía de Lectura Fácil elaborada por el CFIE (Centro de Formación del Profesorado e Innovación Educativa), que nace para acercar el monumento a todo el alumnado, y ha hecho posible que personas con discapacidad cognitiva y dificultades de comprensión lectora puedan conocerlo y participar en él. Junto con la Fundación Aspanias, el Cabildo Metropolitano y la Fundación VIII Centenario de la Catedral, se puso en marcha este proyecto que lleva activo desde diciembre, fecha desde la que varios grupos con discapacidad han cponocido la Catedral con la herramienta, que adapta los recursos desde un punto de vista cognitivo y les abre una puerta a la cultura de un modo que nunca antes se había hecho.

Los centros de Aspanias han realizado en torno a 20 visitas desde que la guía está operativa, y el 10 de marzo fue el turno del Centro Ocupacional de Quintanadueñas. El recorrido comenzó en la Puerta del Sarmental, donde se les entregó a los nueve visitantes con discapacidad cognitiva, una tableta para acceder a la guía y comenzar la visita. Este recurso interactivo incorpora un plano en que están señalados todos los puntos de interés de la Catedral, siguiendo el orden de la audioguía. A través de ella los usuarios acceden a información, imágenes e indicaciones sobre cada monumento o sala que están viendo y se da comienzo así a un tour virtual por todo el templo. 

La guía está teatralizada, a medida que leen, escuchan a personajes históricos que lo narran como si de un cuento se tratara. 'Yo soy el Papamoscas, un autómata de la Catedral. ¿Sabes lo qué es un autómata?' De esta manera comienza cada punto del mapa, haciendo más atractivo y sencillo para ellos el seguimiento del itinerario. Además, antes de comenzar el recorrido se accede a unas instrucciones que explican el funcionamiento de la tableta y el seguimiento el tour virtual.

La lectura fácil hace posible que las personas con discapacidad puedan disfrutar de la visita al completo, «Ahora lo comprendo mejor que cuando venía antes y puedo ver en la tableta las imágenes que no alcanzo con la vista», comenta Juan Carlos, uno de visitantes del centro de Quintanadueñas. A través de frases cortas y estructuras gramaticales sencillas la lectura se adapta a sus capacidades cognitivas, resaltando en negrita las palabras más técnicas que vienen con una explicación al final. Cuando terminan el recorrido se les entrega un 'pasaporte' con el díptico que acredita que han realizado la visita con esta herramienta, y en el que deben responder a preguntas sobre lo que han aprendido.

Un proyecto inclusivo. Personas con discapacidad cognitiva han participado en todo el desarrollo del proyecto, validando la guía y evaluando la aplicación. Para ello, han visitado la Catedral y han hecho el recorrido varias veces, para ver qué textos, imágenes y elementos encajaban mejor en la guía o debían ser cambiados. «Es algo para ellos, hechos por ellos», explica Natalia Zatón, una de las autoras de la guía, que acompaña a los grupos en las visitas. 

El equipo de validación estuvo formado por cuatro personas con discapacidad cognitiva, entre ellas Raúl Ibáñez, que acompañó al grupo en la visita del jueves. Comenta que formar parte del proyecto «ha sido algo bonito y motivador», y además es importante que sean ellos quienes verifican si es útil o no, porque conocen las necesidades y cambios que se tienen que hacer para adaptar lo mejor posible la visita a su capacidad intelectual. El resultado es una guía accesible para todos, que también están utilizando colegios e institutos cuando realizan visitas a la Seo. El CFIE está realizando también una guía de lectura fácil para el Museo de la Evolución Humana en la que Raúl está participando también, y que se espera que esté terminada para mitad de año.

La experiencia es innovadora porque es de los pocos recursos asequibles desde el punto de vista cognitivo. Burgos, además, cuenta con otra guía más  general sobre los puntos de interés cultural de la ciudad, que engloba museos, monumentos y rutas, así como las fiestas patronales y la cultura gastronómica. Son recursos aún muy nuevos, pero hay más ciudades que cuentan con ellas como Madrid para los museos Thyssen y Prado o Bilbao en el Guggenheim. 

Para que todo el mundo tenga acceso a estos materiales, la Catedral ha puesto a disposición la guía, una aplicación digital interactiva y material educativo para las aulas. Cualquier persona puede acceder a los recursos a través de su web, para descargar los materiales y solicitar las tabletas. Además no solo es útil para personas con discapacidad, si no que se pueden beneficiar de ella niños, extranjeros, personas mayores y todo el que quiera una información más clara. Esta guía cuenta también con un código QR, que se puede escanear para acceder a información más detallada. Es una herramienta provechosa para todos nosotros, que hace de la Catedral un lugar inclusivo y acerca la cultura a todas las personas de una manera más educativa y visual.