scorecardresearch

Ponce, Roca Rey y Morenito, en la Feria taurina de Sampedros

LETICIA ORTIZ
-

Los burgaleses Antonio Bañuelos y Óscar Borjas se quedan fuera de un abono reducido por la pandemia a dos corridas de toros, una más de rejones y un festejo de recortes

Roca Rey en el Coliseum en 2016. Este año también hará el paseíllo. Será el día de San Pedro con Ponce y Emilio de Justo. - Foto: Alberto Rodrigo

La Feria de Burgos ya tiene carteles. Serán oficiales la próxima semana, pero este periódico está en disposición de adelantar las combinaciones del abono que supondrán el regreso de los toros al Coliseum. Dos corridas de toros, un festejo de rejones y un espectáculo de recortes compondrán un serial que se ha visto reducido por culpa de la pandemia. De hecho, la situación sanitaria obligará también a reducir el aforo del coso capitalino. Salvo una mejora inesperada de los datos en la ciudad, la Junta permitirá ‘sólo’ el 50 por ciento del aforo total de la plaza, lo que se traduce en poco más de 4.000 espectadores. 

En clave local, las dos grandes ausencias de la Feria son los toros de Antonio Bañuelos y el rejoneador Óscar Borjas. En el caso del ganadero, la empresa defiende su buena relación con él y asegura que cuenta con él para la edición de 2022, en la que esperan seguir organizando el abono en amparo de la prórroga que podrán pedir para ese año. De hecho, hacen hincapié en que quieren anunciar los toros de Bañuelos esta misma temporada en otras plazas de su propiedad. Sin embargo, en Burgos, las exigencias de los toreros y la limitación de festejos por la pandemia «han hecho imposible» que Bañuelos vuelva a lidiar en el Coliseum.

Mientras, el cartel de rejones pivota en torno a Diego Ventura, lo que ha dificultado la inclusión del burgalés. Tampoco estará, como se había rumoreado, uno de los diestros más queridos por esta afición: Manuel Díaz, ‘El Cordobés’. No obstante, su regreso a Burgos podría producirse en 2022.

El serial arrancará el viernes 25 de junio a las 9 de la noche con un festejo de recortadores en el que estarán anunciados los nombres más destacados de esta disciplina. Entre ellos, el burgalés Juan Pablo Villanueva, ‘El Aguilucho’, que este año ya ha participado en festejos en Leganés (Madrid) y en Ledesma (Salamanca).

Para el sábado 26 de junio, a las 6 de la tarde -horario elegido para permitir compatibilizar los toros con los conciertos que tiene previsto organizar el Ayuntamiento-, Diego Ventura regresa a Burgos, después de su gran triunfo en Córdoba como arranque de 2021, para lidiar la corrida de El Capea junto al portugués Rui Fernandes y Leonardo Hernández.

El día siguiente, domingo 27, también a las 6, se anuncia un festejo entre dos diestros que llevan a gala ser triunfadores de la Feria de Burgos en ediciones anteriores: Morenito de Aranda, que 2021 triunfando en Añover de Tajo (Madrid), y Rubén Pinar, que fue el diestro más destacado del último abono burgalés, el de 2019.

La Feria se cerrará el día grande de las fiestas, San Pedro, con un cartel de ‘campanillas’: Enrique Ponce, uno de los diestros que se echó a la espalda la atípica temporada de 2020, pese a su veteranía; Emilio de Justo, que está marcando el paso de las tres últimas campañas, y que ya suma importantes triunfos este año; y Roca Rey, el matador que más expectación crea en las taquillas, que está llamado a liderar la tauromaquia de los próximos años. Los tres lidiarán una corrida de Torrealta.

La empresa dará prioridad para adquirir los abonos y las entradas a los antiguos abonados, aunque respetará su propiedad de cara a 2022 en caso de que no puedan abonarse en este año tan extraño. También las peñas tendrán su ‘guiño’ con precios especiales para peñistas, aunque no vayan a acudir como en años anteriores, en grupo, con su algarabía y charangas. De hecho, no habrá bajada ni subida de peñas. En los próximos días se conocerán los detalles para la adquisición de abonos y entradas.