scorecardresearch

La Junta implanta prestaciones para 145.000 mayores solos

SPC
-

Fernández Mañueco presenta un proyecto estratégico para los próximos cuatro años dotado con 100 millones y que cuenta con una treintena de acciones para prevenir, detectar e intervenir este problema

Alfonso Fernández Mañueco (i) y Conrado Íscar (d) saludan a una de las asistentes al acto de presentación. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

Las personas mayores en situación de soledad no deseada en Castilla y León tendrán derecho por primera vez en España a prestaciones sociales específicas por esta situación, incluso aunque no tengan ninguna otra necesidad económica o social. Esta es la base sobre la que gira el plan estratégico contra la soledad no deseada y el aislamiento social presentado ayer por el presidente de la Junta,AlfonsoFernández Mañueco, que avanzó que está dotado con cien millones de euros para los próximos cuatro años y cuenta con una treintena de acciones que tienen como fin prevenir, detectar e intervenir mejor este tipo de situaciones. En total, más de 145.000 personas de más de 65 años viven solas en la Comunidad, un número que «va a seguir creciendo en los próximos años», segúnFernández Mañueco, a lo que unió que el problema de la soledad no deseada se ha agravado con la pandemia. 

«Mi Gobierno quiere estar con vosotros y está con vosotros», subrayó ante una amplia representación de asociaciones de personas mayores y jubilados en Medina de Rioseco (Valladolid). «Hemos tomado buena nota de lo que nos habéis dicho, de lo que nos habéis pedido, de lo que nos habéis reclamado y para mí eso es una autoexigencia. Vamos a cumplir con vosotros porque no puede ser de otra manera, aseveró el presidente que concluyó su intervención con la frase «Nunca caminaréis solos» tras agradecer al colectivo lo que tanto ha dado y aportado a la sociedad por lo que se merece «todo».

De esta forma, la Junta busca consolidar a la situación de la región a la «vanguardia» de la protección a las personas mayores, en especial a las mujeres que viven solas y las que viven en el medio rural. A lo largo de los próximos cuatro años, la Junta destinará cien millones de euros, de los que diez serán para nuevos servicios que usará este proyecto. Entre ellos, están un teléfono gratuito a disposición de las personas con sentimiento de soledad no deseada para establecer un primer contacto, un servicio de apoyo y seguimiento a las personas en situación de soledad no deseada, enmarcado en la teleasistencia avanzada y una red de detección formada por entidades del tercer sector y en colaboración con los ayuntamientos y la creación de espacios de encuentro con actividades en locales y centros público. 

El plan autonómico también contempla una cartera de actividades básicas relacionadas con la vida sana y el aprendizaje y plataformas y aplicaciones informáticas para facilitarles la comunicación y romper el aislamiento social, así como actuaciones de sensibilización para promover la colaboración de todos en la detección y reacción ante estas situaciones. 

Además, se mejorará e integrará los programas de Ayuda a domicilio, que ya tienen 37.300 usuarios, de los que 11.000 viven solo. También habrá un refuerzo de los equipos para la promoción de la autonomía personal, que ahora cuentan con un centenar de profesionales que están en estrecha colaboración con los CEAS. No en vano, uno de cada tres usuarios está en situación de soledad. 

El plan estratégico busca así consolidar el liderazgo de Castilla y León en Servicios Sociales y Atención a la Dependencia. Es por ello que el presidente autonómico pidió la colaboración de «todos» para trabajar «codo con codo» con las entidades locales, el tercer sector y los profesionales, así como para aprovechar las nuevas tecnologías y modernizar las prestaciones. 

Durante el acto, en el que también estuvieron presentes la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, todos los intervinientes reclamaron medios y servicios, con independencia de su lugar de residencia, para ser ciudadanos «de primera». Es por ello, que pidieron poder acceder a los servicios como ayuda a domicilio, teleasistencia, cursos y actividades en los centros de los pueblos. 

Por último, el presidente de la Asociación de Jubilados y Pensionistas de Tordehumos (Valladolid), José María Collazos, hizo un llamamiento a las autoridades y trabajadores sociales para decirles que el aislamiento social se combate estando «a pie de obra» y hablando con las personas, las entidades y los ayuntamientos.