Fue una "agresión por intimidación"

M.L.M. (ICAL)
-
La menor que denunció haber sufrido presuntos abusos sexuales por parte de tres exjugadores de la Arandina sale del juzgago custodiada por la Policía. - Foto: Ricardo Ordóñez (ICAL)

La acusación popular cree que "queda claro que no ha existido violencia" en la presunta agresión sexual a la menor de Aranda y la defensa sostiene que hay declaraciones "muy contradictorias" que pueden poner en entredicho la veracidad" de su versión

"Sí que queda claro que no ha existido violencia. Entendemos que probablemente ha sido intimidación en la forma de actuar pero es lo que queda por acreditar desde el punto de vista de la acusación. En principio, en mi opinión, se produce agresión por intimidación, no por violencia", declaró el abogado de la acusación popular, ejercida por la asociación Clara Campoamor, Luis Antonio Calvo, a los medios de comunicación, tras la nueva exploración de la menor denunciante ante la juez y la fiscal que tuvo una duración de una media hora. "Los hechos no son meros tocamientos porque si solo fueran meros tocamientos no se está en prisión provisional", manifestó el letrado, y agregó que "ahí lo que hay son unos abusos sexuales mucho más graves", aunque, dijo, "ellos lo niegan".