scorecardresearch

Echan en falta más oferta pública en la Feria Universitaria

L.N.
-

Alumnos de varios institutos de Aranda y Lerma se debaten entre elegir una carrera por vocación o en función de las salidas laborales

Echan en falta más oferta pública en la Feria Universitaria - Foto: Alberto Rodrigo

Qué carrera estudiar y en qué universidad hacerlo. Es el dilema al que se enfrentan los estudiantes de segundo de Bachillerato de Aranda y la Ribera del Duero. Para encaminar sus decisiones y resolver todo tipo de dudas, ayer se celebró una edición más de la feria de orientación universitaria que organiza la Concejalía de Educación del Ayuntamiento arandino. 

El ir y venir de alumnos fue constante durante toda la mañana. Para evitar aglomeraciones, la cita cambió la Casa de Cultura por el Recinto Ferial. Además, a cada instituto se le asignó un turno. Primero llegaron los estudiantes del IES Valle del Arlanza en Lerma y después los del Cardenal Sandoval y Rojas, San Gabriel y El Empecinado, en Aranda. En líneas generales, echaron en falta una mayor oferta de universidades públicas. "El problema es que la mayoría de las universidades que han venido a la feria son privadas y no todos nos podemos permitir estudiar en una privada", advirtió Alba, mientras su grupo de amigas asentía. 

De las 10 universidades que acudieron al evento en la capital ribereña, cuatro son públicas -Universidad de Cantabria, de Burgos, Complutense de Madrid y la extensión de la Universidad Nacional a Distancia (UNED) en Aranda-, y el resto privadas (Nebrija, Europea de Madrid, Europea Miguel de Cervantes, Universidad a Distancia de Madrid, Pontificia de Salamanca y Católica de Ávila). Pero no sólo eso. También hubo quien lamentó la ausencia de más centros públicos de Castilla y León. La Universidad de Valladolid no ha acudido a ninguna de las ocho ferias de orientación y en esta edición, un tanto extraña por la pandemia, tampoco se ha contado con la presencia de la de León o Salamanca. 

Sea como fuere, la Universidad de Cantabria es una de las fijas. Aprovechan la cercanía con Aranda y el hecho de que muchas familias tengan casa de veraneo en el norte, lo que facilita la captación de alumnos. Otro de los stands que despertó gran curiosidad entre los estudiantes fue el del área de reclutamiento en Burgos del Ministerio de Defensa, ya que el ejército también ofrece la oportunidad de cursar grados universitarios a escala de oficiales, desde medicina a distintas ingenierías. 

Dudas y más dudas. Pocos son los estudiantes que tienen claro la carrera que elegirán a partir de junio. Magisterio, ingeniería informática o enfermería guardan el tirón tradicional entre los jóvenes arandinos, que también se debaten entre dejarse llevar por la vocación o por las salidas laborales. Eso sí, la mayoría asegura que saldrá fuera de Castilla y León. ¿Volverán?