scorecardresearch

El PSOE vaticina el colapso de Islas Baleares por la rotonda de los buses

Á.M / Burgos
-

Insiste en que el transporte público debe entrar al HUBU y defiende que la Policía Local sea quien garantice el servicio en el interior del recinto. Fernández Santos llama «inútil» a Lacalle

Las obras en la rotonda están a punto de culminar. La nueva parada ya está instalada. - Foto: Jesús J. Matías

Mañana hay Pleno y tanto el PSOE como UPyD quieren que se hable del transporte público. En el caso de los socialistas, mucho. Tanto que sus dos proposiciones para la sesión están relacionadas con el funcionamiento del servicio. Una de ellas, no lo esconden, es «reiterar» una posición ya marcada, aunque en este caso con bastante más contundencia.

«Se trata de advertir que la opción de la rotonda para que los autobuses lleguen a la Hospital es un error monumental», defendió el edil Antonio Fernández Santos, quien amplió que «es una solución que no sirve y que va a dar mayores problemas porque hay varias líneas que tienen allí su inicio o su final». A su juicio, esta opción supondrá la generación de «atascos impresionantes» y propiciará que «dentro de cuatro días lo cambien». «Alguien que hace eso no es un político, es un inútil», remachó en referencia al alcalde, Javier Lacalle.

En opinión del PSOE, no existe más solución que la de meter las líneas en el recinto, evitando así el colapso de Islas Baleares «en cuanto se junten allí tres autobuses». En ese sentido, apoyó la petición de la sociedad concesionaria del HUBU, Eficanza, de que sea la Policía Local la que garantice el correcto funcionamiento del servicio ordenando a la grúa que retire los vehículos mal aparcados que, en la pretensión de evitar el párking de pago, pudieran estorbar la circulación de los autobuses.

«Es absolutamente lógico que la Policía municipal contribuya al buen desarrollo del servicio», valoró el edil, que sí puntualizó que los agentes actuarían «en función de los autobuses urbanos, pero nunca en defensa de otros intereses de la empresa».

Renovar la flota

La otra proposición, defendida por el concejal Carlos Andrés Mahamud, solicitará que antes de que termine el año se proceda a la aprobación de un plan de compra de vehículos sostenido en el tiempo y cuyo objetivo sea «la renovación de la totalidad de la flota con la adquisición de al menos cinco autobuses nuevos cada año». Andrés condicionó a la aceptación de esta proposición por parte del PP la continuidad de las conversaciones que han permitido pactar el nuevo mapa del transporte público y que ahora se centran en hacer lo propio con la distribución de las paradas.

En términos parecidos se posicionará, también vía proposición, UPyD. Su portavoz, Roberto Alonso, abogó por alcanzar un «consenso» para que no se deteriore más «uno de los pilares básicos entre los servicios que un ayuntamiento debe prestar».

Así, los ‘unionistas’ consideran que el plan de inversiones en este campo debe pasar por reservar 2,8 millones durante los próximos tres presupuestos para adquirir 27 autobuses, que son los que actualmente se utilizan gracias al polémico rénting que expira en 2016. Alonso admitió que hoy no existe capacidad económica para hacer frente a esa partida «salvo que se renuncie a otros proyectos totalmente prescindibles».

Ambos partidos cuestionaron el modelo elegido en los últimos años para renovar la flota (alquilar en lugar de comprar) y advirtieron que en 2016 la edad media de la flota propia se aproximará a los 15 años. Los vehículos que se intentaron comprar a Madrid desde el Samyt son retirados cuando cumplen 10 y fueron considerados chatarra por los técnicos.