scorecardresearch

La CHD es contraria a la EDAR de la Junta en el Tecnológico

I.E.
-

La Confederación apuesta en un informe no vinculante por conectar las aguas de Cardeñajimeno y del futuro complejo empresarial a la red de saneamiento de Burgos, pero Somacyl rechaza esta solución

Las obras del parque se paralizaron por última vez en 2019. Está previsto que esté concluido a finales de 2024. - Foto: Luis López Araico

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) y la Junta de Castilla y León mantienen posturas enfrentadas acerca de la mejor solución para depurar las aguas residuales procedentes del futuro Parque Tecnológico. No obstante, estas diferencias en principio no provocarán  ningún retraso en el calendario del Gobierno regional para concluir, de una vez por todas, el parque empresarial. 

¿En qué divergen el organismo que regula la cuenca del Duero -dependiente del Gobierno central- y la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl) -que pertenece a la Junta? Pues bien, esta última sociedad ha proyectado en terrenos de Cardeñajimeno una depuradora para dar servicio al propio municipio, a San Medel, a alguna otra urbanización y también al futuro Parque Tecnológico. Así se lo hizo saber a la CHD, cuyos técnicos son partidarios de otra fórmula y así se lo comunicaron al Gobierno regional a través un informe. En su opinión la mejor solución técnica, «siempre contando con la aprobación del Ayuntamiento de Burgos, sería conectar tanto las aguas residuales de Cardeñajimeno como las del futuro centro tecnológico a la red de saneamiento de la capital para que sean depuradas en la EDAR municipal, en Villalonquéjar».

¿Por qué es mejor está fórmula a juicio de la Confederación? Primero, «por motivos ambientales, pues la nueva EDAR estaría en Red Natura 2000, concretamente en el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Río Arlanzón». En segundo término, por «causas sociales, pues el vertido de la depuradora que se construya se produce en una zona de Fuentes Blancas muy concurrida, cerca de un centro geriátrico y un cámping municipal». Y, tercero, por causas económicas, pues se evita la ejecución de una nueva instalación. Estas son las razones que ha trasladado a este periódico la CHD, que advierte de que dicho informe «no es vinculante».

Y ahí está el quid de la cuestión, porque Somacyl no se apea de su idea inicial y continúa con el proyecto de la nueva depuradora, aunque eso sí, va a introducir mejoras en el proyecto para que los «tratamientos de las aguas residuales del Parque Tecnológico sean más potentes». Así lo asegura José Manuel Jiménez, director de calidad y sostenibilidad ambiental de la Junta de Castilla y León.

A juicio de Jiménez, el enganche de Cardeñajimeno y el futuro parque a la red de saneamiento de Burgos capital solo plantea problemas. Por un lado, «construir un nuevo colector es, como mínimo, 3,5 millones de euros más caro que ejecutar una depuradora nueva». Y no solo eso, «los costes de explotación de la instalación se dispararían, puesto que para sacar las aguas residuales hay que usar un sistema de bombeo que funciona con electricidad», agrega.

Somacyl sí que ha modificado el proyecto de la EDAR de Cardeñajimeno, que se encarecerá en 400.000 euros y saldrá a licitación, previsiblemente a finales de la próxima semana, por 3,3 millones de euros. Para el núcleo urbano y la pedanía de San Medel se construirá una depuradora estándar, «con tratamiento biológico, biodiscos, etc». Y, después, incorporará «elementos más potentes de tratamiento para las aguas que procedan de las empresas del Parque Tecnológico, mediante un sistema modular que permitirá ampliar la instalación a medida que se asienten empresas en el futuro complejo industrial y en función del tipo de actividad, pues no contaminan tanto unas como otras». El plazo de ejecución previsto es de 18 meses.

Reuniones. En las últimas semanas Somacyl y la CHD han mantenido varias reuniones para acercar posturas, la última se produjo el 10 de marzo y en ella participaron también representantes del Ayuntamiento de Cardeñajimeno y la Sociedad de Aguas del Consistorio de la capital burgalesa. En ella, la Junta informó que continuaba con sus planes si bien la Confederación, en un comunicado a este periódico, señala que siempre ha mantenido que su postura es la de la conexión de las aguas residuales de esa zona a la red capitalina.

En todo caso Somacyl se compromete a respetar los parámetros  de calidad que imponga la CHDa los vertidos de la nueva depuradora al Arlanzón. El trámite que ahora debe afrontar Cardeñajimeno es remitir una solicitud de autorización de vertido a la Confederación, en cuya respuesta informará de los baremos de calidad que han de presentar las aguas cuando vuelvan al río tras pasar por la EDAR. «Entendemos que nuestras depuradoras cumplen con los parámetros que nos impongan», sostiene Jiménez. La licitación, no obstante, tendrá lugar antes de que llegue al Ayuntamiento de Cardeñajimeno esa contestación.

Hay que recordar que el proyecto para la finalización de la obra del Parque Tecnológico de Burgos ya está concluido, pero todavía falta por licitar la ejecución de lo que queda.