scorecardresearch

«Me hubiera gustado quedarme en el San Pablo Burgos»

C.P.
-

El interior congoleño Jordan Sakho, que conquistó tres títulos como azulón la temporada pasada, regresa esta noche al Coliseum Burgos con el Breogán de Lugo

Jordan Sakho (d.) saluda a su compañero Sollazzo tras el estreno triunfal de Breogán ante Lenovo Tenerife (92-73) el pasado sábado. - Foto: @CBBreogan

Cuando pasen los años y se recuerde la histórica temporada del Hereda San Pablo, saldrá a la palestra el nombre de Jordan Sakho como uno de los jugadores que llevó a Burgos a conquistar tres títulos en un mismo año. La hinchada azulona no olvidará los servicios prestados y él siempre recordará esa campaña como una de las mejores de su carrera. «Burgos siempre será un lugar especial para mí. Me ha dado lo que todos los jugadores sueñan», asegura el pívot africano, que regresa esta noche (21.30 horas) al Coliseum con el Rio Breogán para enfrentarse al San Pablo en la segunda jornada de la Liga Endesa 2021/22. 

Sakho está viviendo una nueva aventura en Lugo después de haber jugado cedido por el Manresa en Burgos la campaña pasada. Está encantado con su nuevo club, con el que ha firmado por una temporada con posibilidad de ampliar el contrato otra más, aunque no oculta su deseo de haber continuado como azulón: «Me hubiera gustado quedarme en el San Pablo, pero esa es una decisión de los directivos. Aunque no siga, nunca me voy a olvidar de Burgos. Sé que allí tengo una familia».

A sus 24 años, encara una nueva etapa con el Breogán como un jugador más maduro y con tres títulos en la mochila. El San Pablo le ayudó a crecer y él puso su granito de arena para que el proyecto burgalés alcanzara la gloria. «El curso pasado fue un salto muy grande en mi carrera. Trabajamos y conseguimos todo lo que nos propusimos», afirma.

La nostalgia no le impedirá salir con todo al parqué del Coliseum. Cree que el Breogán puede suponer otro paso adelante en su trayectoria porque es un equipo que está progresando: «He jugado contra el Breogán y no es un club pequeño. Tiene mucho apoyo de la afición. Estoy aquí para ayudar y crecer».

A pesar de jugar un recién ascendido contra un bicampeón de Europa, Sakho augura un encuentro «igualado y bonito» y se ríe cuando se le pregunta si el San Pablo tiene mejor plantilla que el año pasado: «No lo sé. Lo que te puedo decir es que tienen muy buen equipo, peor el del año pasado fue histórico».

Entre las virtudes del nuevo proyecto azulón, el interior congoleño destaca «el físico, su capacidad para correr y la experiencia de sus jugadores», aunque avisa que ellos vienen de dar un repaso al Lenovo Tenerife: «El año pasado casi siempre perdíamos contra ellos y el otro día por fin logré ganarles. Nadie creía que lo íbamos hacer, pero dimos la sorpresa».

En ese duelo de la primera jornada, Sakho apenas jugó nueve minutos porque todavía se está adaptando al equipo. Disputó el AfroBasket en verano y llegó a Lugo hace tan solo una semana. «Cuando llegas tarde a un club profesional, te tienes que adaptar y aún me falta conocer algunos sistemas», reconoce el africano, que concluye diciendo que el «objetivo es la salvación», pero no renuncia a nada.