scorecardresearch

Diseñan un plan para atajar el derroche energético municipal

J.M.
-

El Ejecutivo ve necesario invertir 2 millones al año para corregir consumos desfasados. Contratará a una empresa para que durante 4 años elabore proyectos. Se piensa actuar en una veintena de edificios

El centro cívico de San Agustín es el edificio con mayor consumo de gas del Ayuntamiento. - Foto: Luis Román

La cultura sobre la sostenibilidad energética y la concienciación sobre la necesidad de reducir las emisiones a la atmósfera obliga a pasar de las palabras a los hechos. A los argumentos sobre la protección medioambiental, que en muchas ocasiones se quedaban en operaciones de márketing y dejaban de lado los compromisos de fondo, ahora se suma que el problema puede ser también de índole económico. Hace ya más de un año, antes de que estallara la guerra de Ucrania, en el Ayuntamiento quisieron hacer un diagnóstico de la situación del patrimonio municipal a sabiendas de que arrojaría conclusiones sonrojantes.Y así fue. El equipo de Gobierno supo entonces que el derroche de energía de 26 edificios municipales era alarmante. Tanto que se estimaba que de estar esos inmuebles en una situación óptima desde el punto de vista de la eficiencia energética se podrían ahorrar 450.000 euros al año. Si esos datos, con una estimación a la baja, se actualizaran a día de hoy la cifra sería mucho más elevada.

Ante este panorama, el Gobierno de coalición del PSOE y Cs ha diseñado una estrategia a medio y largo plazo ya que se asume, así lo reconocen el concejal socialista Daniel Garabito y el de la formación naranja Miguel Balbás, que décadas de inacción no se pueden resolver de la noche a la mañana. El plan, defienden los ediles, pasa porque el Ayuntamiento asuma el compromiso de «invertir dos millones de euros al año» para, poco a poco, revertir la situación.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)