scorecardresearch

El hombre detrás de la sorpresa

Á.O.
-

El burgalés Rodrigo Hernando es el entrenador del club revelación de la Segunda RFEF, el Racing Rioja, un recién ascendido que lidera el Grupo II

Rodrigo Hernando anima a sus jugadores en el duelo ante el Ardoi, en el que los riojanos vencieron por 2-0. - Foto: Óscar Solorzano

Rodrigo Hernando nació hace 39 años en Burgos y, aunque como todo enamorado del fútbol empezó practicándolo, pronto se dio cuenta de que su pasión no estaba en el campo y sí en el banquillo. Tras formarse en el Málaga y vivir sus primeras experiencias en Segunda B en la Peña Sport y en el Izarra, ahora es la voz cantante del Racing Rioja, un equipo con solo cuatro temporadas de historia que es la gran sorpresa de la Segunda RFEF: lidera el Grupo II -donde está también el Burgos Promesas Prevennova- con 19 puntos, 0 derrotas y 21 goles a favor.

Nadie ha perforado más las porterías rivales que los hombres de Hernando, que empatan con el Córdoba como los equipos más goleadores de toda la categoría, formada por un total de 90 equipos. Más meritorio es este hecho teniendo en cuenta que el club es un recién ascendido. «Se creó en 2018 y lleva dos ascensos consecutivos. Se hizo reestructuración de la plantilla. Se quedaron siete jugadores del año anterior», comenta el técnico, que ya sueña con nuevas metas. 

«El objetivo del club era quedar de la mitad hacia arriba, ver hasta dónde podemos llegar. En ningún momento había presión por ascender ni por entrar en play off, pero como seguimos ahí arriba parece que nos tenemos que marcar ese objetivo. Puede que sea una opción, pero no la obligación», se desmarca.

Los buenos resultados iniciales están siendo provocados por una filosofía clara: «Al ser un club diferente teníamos que optar también por jugar distinto. En este grupo hay muchos equipos que juegan bastante directo, con mucho contraataque. Nosotros hemos apostado por tener el balón y poder llevar el ritmo de partido a través de la posesión. Esas son las señas de identidad. Desde la diferencia queremos tratar de destacar», expone Hernando, cuyo estilo es opuesto al representante burgalés del Grupo II, el Promesas.

«Prácticamente he visto todos los partidos del Promesas porque el rival con el que juegan es con el que nos enfrentamos nosotros a la siguiente semana», destaca sobre el equipo de su tierra, con el que se enfrentará el 9 de enero primero y el 15 de mayo en la última jornada.

Experiencia. Pese a su juventud, tiene en su mochila muchas experiencias profesionales que le han convertido en quien es. Portugal, Finlandia, Emiratos Árabes o Mongolia son los países en los que se ha empapado de nuevas culturas futbolísticas: «Tengo experiencia pero soy todavía un entrenador joven. La madurez y el crecimiento tanto futbolístico como personal que te da conocer diferentes estilos en el extranjero siempre es un plus y te abre la mente», confiesa sobre unos viajes en los que «adaptarte a ese entorno te hace replantearte muchas cosas».

«Siempre digo que tengo la suerte de dedicarme a lo que me gusta. Cuando no has sido jugador profesional es más complicado abrirte camino, al principio tienes menos contactos», recuerda Rodrigo Hernando, que mantiene intacta su «ilusión» por «seguir subiendo categorías hasta el fútbol profesional».