scorecardresearch

Lacalle: «Se actualizará la presión fiscal y habrá ajustes de plantilla»

A.R. / Burgos
-

El alcalde promete no tomar medidas «drásticas», pero sí con criterios «racionales». Cita los dos objetivos del Plan de Ajuste: pagar el último crédito y equilibrar ingresos y gastos

El alcalde muestra un anexo del plan, junto al concejal de Hacienda, Salvador de Foronda. - Foto: DB/Ángel Ayala

Garantizar la devolución en un plazo de diez años del nuevo préstamo por importe de 22,9 millones de euros con el que se va a pagar a proveedores y, al mismo tiempo, equilibrar ingresos y gastos. Es el doble objetivo que persigue el Plan de Ajuste elaborado el equipo de Gobierno municipal, un documento de 50 folios y 20 medidas  que la próxima semana se enviará al Ministerio de Hacienda.

En el informe se establecen unos «mínimos» para hacer frente a esos dos aspectos, según explicó ayer el alcalde, quien recordó que el coste de funcionamiento del Ayuntamiento asciende al año a 180 millones de euros, de ahí que es necesario generar los ingresos suficientes para mantener esos servicios y, al mismo tiempo, poder continuar con la actividad en los centros dotacionales (cívicos, culturales o deportivos). A este respecto, Javier Lacalle anunció que el equipo de Gobierno busca «rentabilizar» mejor los servicios, logrando un ahorro anual de 6 millones de euros gracias a la reducción de todos los contratos entre un 15 y un 20%. Para  ello, se refirió también a que será precisa una «moderación fiscal, porque las economías particulares no están para incrementos importantes», lo que supondrá «actualizaciones cada año dentro de un criterio racional y moderado». En todo caso,  dijo que la decisión se adoptará a partir de julio.

Además, la venta de patrimonio municipal, como ya ha anunciado en varias ocasiones y tal y como figura en el presupuesto de 2012, es otra de las medidas que llevará a cabo el equipo de Gobierno para aumentar los ingresos.

Respecto a qué previsiones en materia de Personal se han incluido en el documento, reconoció que «se van a seguir haciendo ajustes» en la plantilla. Y sobre la extensión de la jornada de 37,5 horas, que presumiblemente en los Presupuestos Generales del Estado se va a exigir a todas las administraciones, dijo que «habrá que hacer un análisis exhaustivo sobre su aplicación». Agregó que la RPT del 2013 será «inferior» a la de este año -eso sí, sin que eso afecte sustancialmente al servicio público- y anunció que los puestos de los 9 funcionarios que se jubilan este ejercicio no se van a cubrir.

Liquidación del gobierno

Por otra parte, Lacalle aludió a que, como consecuencia de la aprobación de la liquidación de 2010, el Ayuntamiento recibirá 4 millones de euros derivados de la participación en los tributos del Estado.

El alcalde estuvo acompañado en la rueda de prensa por el concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, quien insistió en lo difícil que resulta hacer previsiones a diez años al desconocer, por ejemplo, cómo van a evolucionar el IPC, los salarios, el precio de los carburantes, la luz o el gas . «De hecho,  la mayoría de los informes del BBVA, el Banco Santander o el Banco de España plantean previsiones solo a dos años». Igualmente subrayó que se ha tenido en cuenta la importancia de «no comprometer decisiones» para esta legislatura ni las siguientes.

Mención especial hizo también  a la reducción de la deuda, que en mayo de 2015 -según el documento- se habrá reducido y será de 112 millones. (Al inicio de esta legislatura se superaban los 150).

Finalmente, el alcalde incidió también en que a lo largo de este mandato una de sus prioridades va a ser pagar a los proveedores en un plazo de 40 ó 50 días. «Haremos borrón y cuenta nueva abonando las facturas que se deben hace varios años  y a partir de ahí, no habrá ninguna que no seamos capaces de pagar, como máximo, en dos meses».