Caída indiscreta de las 300 camas

P.C.P.
-

Miguel Miranda ha inmortalizado el derribo del viejo hospital con una cámara automática. Programada cada 3 minutos, ha obtenido en 3 meses 12.800 imágenes de las que selecciona 3.000 para un vídeo 'time-lapse'.

Miguel Miranda, en su ventana indiscreta. - Foto: Jesús J. Matías

Burgos ha visto caer un trozo de su historia más reciente. Pero Miguel ha ganado unas vistas extraordinarias. Donde durante años solo había una enorme mole de ladrillos luce ahora la verde ladera del Castillo. El cambio bien vale todo el ruido, el polvo y las molestias que ha sufrido los 3 últimos meses.