scorecardresearch

Elijan el destino y suban el volumen

I.L.H.
-

Rebeca Serna y Ana Medina, vinculadas a la comunicación de viajes desde internet y la música de grupos y festivales, compartieron en la UBU la pasión que les ha hecho crear sus empresas

Rebeca Serna (i) y Ana Medina contaron su experiencia en las IVJornadas de Comunicación e Información que organiza la Asociación de Periodistas. - Foto: Valdivielso

Escojan un destino para viajar y suban el volumen del equipo musical. O elijan un destino con música y matamos dos pájaros de un tiro. Para cualquiera de los casos déjense asesorar por Rebeca Serna y Ana Medina, dos burgalesas vinculadas a la comunicación que han hecho de lo que más les gusta una forma de vida. La primera con un blog profesional, Viajeros 3.0, una de las bitácoras más leídas del país, con millones de visitantes anuales y que acumula varios premios. La segunda con la empresa Así Desastre Comunicación dedicada a la estrategia digital de artistas como Álex Ubago (sí, ayer confirmó que no solo sigue vivo si no que va a sacar un disco por su veinte aniversario) o Sidecars, y responsable de las redes sociales del Sonorama.

A ambas apostar por su pasión les ha hecho a embarcarse en su propio proyecto dentro de un mundo digital en continua evolución, pero al que miran de frente a base de constancia, talento y formación. De esa experiencia charlaron ayer en la UBU, en el salón de actos de Humanidades y dentro de las IVJornadas de Comunicación e Información que organiza la Asociación de Periodistas.

Aunque con trayectorias diferentes y proyectos en campos ajenos, Rebeca Serna y Ana Medina coincidieron en algunos aspectos como, por ejemplo, la agonía que supone depender de los números:visitantes, 'me gustas', seguidores... «La tiranía es total. De ahí que haya quien se decante por comprar seguidores. Ahora se les está educando para que lo importante sea el perfil de los seguidores y cómo te siguen», afirmó la colaboradora de Diario de Burgos en el suplemento Maneras de Vivir. «Rentabilizar un negocio de este tipo es un proceso lento. Yo creé el blog en 2013 y  hasta 2018 no pude vivir de ello exclusivamente», añadió.

El tema de los seguidores fue el motivo de una de las preguntas de los asistentes, que les interrogó sobre la opción de comprarlos y sus ventajas e inconvenientes. Ninguna de las dos lo vio positivo:«Al final se sabe y eso genera mala imagen porque la mentira ni se olvida ni mola», apuntó Medina, mientras Serna le apoyó diciendo que  esa acción «será un lastre para el futuro».

La interacción con los lectores/seguidores es también, en este mundo digital, algo imprescindible que por otro lado hay que manejar con cautela para que los insultos o los exabruptos en las redes no enturbien el mensaje: «Con el Sonorama he llorado con algunas críticas y lo he pasado mal porque estoy demasiado implicada. La edición del año pasado, con mucha menos gente por la pandemia, fue la peor en este sentido», confesó Medina.

Aún así y para ambas profesionales crear su propia empresa de comunicación les ha merecido y sigue mereciendo la pena:«Las posibilidades del mundo online son inimaginables. Para dedicarte a esto hay que ser flexible, no temer a los cambios, saber adaptarte y ser constante. No tires la toalla aunque no llegues a los objetivos», les aconsejó Serna. Medina les animó, además, a «ser auténticos».