scorecardresearch

400 encuestas evaluarán la salud de la Barriada Inmaculada

H. JIMÉNEZ
-

Comienza el trabajo de campo del estudio sobre inequidades sanitarias que busca profundizar en la realidad de la zona con menor renta de la provincia de Burgos

Según los censos oficiales, en esta populosa barriada viven unas 1.800 personas. - Foto: LUIS L. ARAICO

El proyecto titulado "Inequidades de salud en la Barriada Inmaculada", uno de los seleccionados por la Gerencia Regional del Sacyl entre el listado de investigaciones más destacadas de este año, comienza su trabajo de campo. A lo largo de las próximas semanas, y previo contacto con las personas seleccionadas por parte de sus médicos del centro de salud Las Torres, 400 vecinos de esta zona que es la de menor renta de la capital burgalesa serán objeto de un cuestionario que servirá como diagnóstico del conjunto de la población.

Esta entrevista será la parte cuantitativa de un trabajo mucho más amplio que, liderado por el especialista en Medicina Familiar y Comunitaria Ángel González, se desarrollará de aquí al mes de diciembre y que tiene como objetivo desplegar una información lo más completa posible sobre el estado de salud de una población que, a priori, padece desigualdades respecto al resto de la ciudad por ser su entorno más pobre.

El propio González explica que la idea de este proyecto de investigación surge el pasado verano, cuando desde el Ayuntamiento de Burgos les trasladan su pretensión de que la Barriada Inmaculada opte a los fondos europeos Next Generation para una rehabilitación urbanística. En ese momento desde el área municipal de Servicios Sociales solicitaron datos de salud, y los responsables sanitarios se dieron cuenta de que no había nada disponible.

"Intentamos buscar en nuestras bases de datos o en el Instituto Nacional de Estadística y comprobamos que teníamos muy poca información, pese a lo cual intuíamos que era una zona más insalubre", explica el responsable del estudio. En La Inmaculada viven 1.800 personas y se ha tomado una muestra representativa de 400 a las que se entregará, siempre de forma voluntaria, un cuestionario "de entre 30 y 40 minutos" adaptado a partir de los que se elaboran en la Encuesta Nacional de Salud. Serán los profesionales de Las Torres los que llamarán a los elegidos para confirmar si están interesados en participar y se creará un equipo de entrevistadores especializado en la aplicación de la encuesta.

Esa será la parte cuantitativa, pues además habrá una que Ángel González define como "cualitativa" y que consistirá en un "ciclo de mapeo con jóvenes, adolescentes, mujeres, inmigrantes, población de etnia gitana y gente mayor con los que haremos dinámicas de investigación para a través de ellas detectar las necesidades de mejora", apunta. Se trata una forma novedosa de trabajo "activo" en salud que trata de abordar las particularidades de estos grupos poblacionales con la meta final de hallar sus riquezas, pobrezas, virtudes y necesidades, un proyecto de biomedicina cuyo objetivo es "que la salud del barrio sea mejor pero también crear un tejido asociativo".

Trabajo en equipo. Por eso, en las primeras reuniones preparatorias al respecto han participado no solo los profesionales médicos sino también otros colectivos como las Abuelas de Gamonal, Fundación Lesmes, Cáritas, Secretariado Gitano, la parroquia del barrio, la unidad de diversidad de la Policía Local o las profesionales del CEAS de Gamonal.

Ángel González es el investigador principal, pero no el único de este proyecto que involucra a más profesionales y que recibirá una financiación de 15.680 euros por parte de la Gerencia Regional del sistema sanitario autonómico. Para su evaluación se medirá, como suele ser habitual en este tipo de trabajos, el impacto que obtiene en publicaciones de revistas científicas, pero su responsable apunta que su deseo es que la difusión no quede en el ámbito académico sino que pueda trasladarse también al conjunto de la población "mediante alguna exposición, jornadas de actividades o actos públicos abiertos al barrio".

Además del estudio sobre las inequidades de salud en la Barriada Inmaculada, otros cinco profesionales médicos del HUBU fueron elegidos entre los proyectos de investigación subvencionados por el Sacyl durante este 2022. El que recibe un menor importe de dinero público es un estudio sobre insuficiencia cardiaca y el que más uno con 16.180 euros destinados a un análisis para la detección temprana de cánceres gástricos hereditarios. Además, hay otros para desarrollar protocolos de extracción de riñones en donantes pediátricos, tratamientos para la diabetes tipo 2 o la leucemia.

Entre los barrios más pobres de España. Según las cifras del INE, las secciones censales que se corresponden con la Barriada tienen la renta más baja no solo de la capital burgalesa sino de toda la provincia: cada hogar tiene unos ingresos anuales medios de 18.079 euros. Esto sitúa a esta zona en la franja del 6% con menos riqueza de toda Castilla y León y dentro de 7% más bajo de España. El contraste con los barrios más ricos de la propia ciudad de Burgos, por ejemplo el de Regino-Las Calzadas, es evidente porque en este último se rozan los 57.000 euros. Ahora toca analizar cómo afectan esas circunstancias económicas a su situación sanitaria.