scorecardresearch

La piscina cubierta se lleva 4 de cada 10 euros de remanentes

I.M.L.
-

El gobierno de Aranda retira 4,6 millones del reparto de los 8,7 disponibles para inversiones, sin negociación de por medio. Pretende pedir una subvención de 1,6 millones para esta obra

Las instalaciones llevan cerradas desde el pasado mes de julio y aún no hay un proyecto de ejecución sobre la mesa. - Foto: DB

El reparto de los 13,5 millones de superávit con los que cuenta este año el Ayuntamiento de Aranda de Duero ha comenzado antes incluso de que se presente un proyecto a la corporación. Tras 4,7 millones que ya estaban comprometidos con algunos proyectos, ahora hay que restar otra cantidad similar, 4,6 millones, para distintas partidas, hasta nueve, entre las que destaca el arreglo de la piscina municipal cubierta para el que se han reservado 3,6 millones, lo que supone cuatro de cada diez euros disponibles para realizar nuevos proyectos de inversión.

El coste de los trabajos de reforma de estas instalaciones, que llevan cerradas desde el 1 de julio de 2021, ha ido engordando según van pasando los meses, incrementándose en medio millón desde la última estimación de hace dos meses, que ya triplicó la inicial y obligó a buscar la financiación en los remanentes para no hipotecar el Presupuesto con un único proyecto.

La Comisión de Hacienda aprobaba ayer una modificación presupuestaria para poder contar con el montante total que precisa el arreglo de la piscina cubierta con la intención de solicitar una subvención para este proyecto. «Vamos a pedir una subvención con cargo a los fondos europeos Next Generation y queremos pedir 1,6 euros para la mejora de la eficiencia energética de la piscina», apuntó la edil de este departamento, Elia Salinero, aunque la aprobación definitiva del destino de estas partidas municipales se tiene que ratificar por el pleno. «Hemos tenido que consignar el coste total del proyecto para pedir la subvención que, si nos la conceden, ese dinero lo volveríamos a tener disponible para otras cosas, pero si no nos la dan, ya tendríamos la partida completa reservada», explica Salinero.

Otros asuntos que se van a poder afrontar con esta modificación presupuestaria es la compra de material para los bomberos interinos, por valor de 240.000 euros, la adquisición de un autobús para el servicio de transporte urbano y el pago de algunos gastos pendientes desde 2020, de hasta 207.000 euros.

De forma paralela, se sigue con la tramitación del Presupuesto municipal para el año en curso, por lo que no dará tiempo a su votación en pleno este mes. El equipo de gobierno está valorando presentar una enmienda transacional, esperando tomar la decisión definitiva entre hoy y mañana. Según los plazos que marca el reglamento orgánico del Ayuntamiento, ya no habría tiempo para hacer la convocatoria, por lo que se tendrá que debatir y, probablemente, aprobar en sesión extraordinaria en mayo.