9 colegios tienen menos de 20 alumnos en 1º de Infantil

B.G.R.
-

Con un solo grupo por curso, están por debajo de la ratio de 25 plazas. La bajada de la matrícula en 3 años se deja notar también en los grandes, que han perdido unidades

9 colegios tienen menos de 20 alumnos en 1º de Infantil - Foto: Alberto Rodrigo

No es una etapa obligatoria, pero la escolarización a los tres años es generalizada y marca la tendencia de futuro de las aulas burgalesas. Este curso se ha producido se ha notado más el descenso de matrícula en primero de Educación Infantil, provocado como es lógico por cuestiones demográficas, que se ha notado en todos los colegios de la capital, ya sean públicos o privados. En los que tienen menos estudiantes (una línea o grupo por curso) la bajada resulta más llamativa en términos absolutos y en los más grandes ha habido casos en los que se han perdido unidades.
La ratio de alumnado por aula está establecida en 25 niños. Nueve centros educativos de la capital tienen menos de 20 escolares, según los datos facilitados por la Dirección Provincial de Educación. Todos ellos cuentan con una sola línea. Se trata del Marceliano Santamaría (ocho), Venerables (11), Apóstol San Pablo (12), Aurelio Gómez Escolar (19), Campolara (14), Jesús Reparador (11), María Madre  (5), María Mediadora (16) y Nuestra Señora de Lourdes (18).
El número mínimo de escolares para mantener un aula en la capital es de 11, pudiéndose unir dos niveles sucesivos en una misma clase para llegar a la ratio de 25. No obstante esta es la teoría porque en la práctica y preguntado al respecto al director provincial de Educación, Juan Carlos Rodríguez Santillana, esta situación solo se da en dos concertados. En el caso del Marceliano Santamaría, subraya  que será sustituido por el nuevo colegio que se construirá en el barrio de Villímar, para el que se está redactando ya el proyecto de ejecución, y que, por tanto, no tiene sentido «cambiar ahora su estructura cuando dentro de dos años habría que doblarlo».
En cuanto al descenso del alumnado, Santillana afirma que «ya estábamos en niveles bajos y este año se ha notado aún más». «No hay niños», señala, al tiempo que subraya que esta situación «ni remotamente tiene que ver con la calidad de la enseñanza» y precisa que no desaparecerá ninguna de las unidades existentes. De cara al futuro y al posible riesgo de cierres, afirma que «si sigue descendiendo la natalidad, no es solo que peligren los colegios sino toda la sociedad».
En términos absolutos la merma de matrícula se nota de manera especial en los centros más pequeños, si bien en alguno de los de mayor número de alumnos se ha producido una reducción de líneas. Por ejemplo, el Rodríguez Varcárcel pasa de dos a una, el Antonio Machado y el Padre Manjón, de tres a dos, mientras que el Fernando de Rojas, de cinco a cuatro (el más grande de la capital). Respecto al centro de Virgen del Manzano, la ampliación que se está ejecutando en estos momentos es para mantener el número de plazas actuales (75)al ser considerado un centro que por su ubicación geográfica absorbe la demanda que no puedan atender otros cercanos.

[más información en la edición impresa]