scorecardresearch
Ignacio Camarero

Dibujos de Ciudad

Ignacio Camarero


La espía que no me amó...

09/05/2022

El paro sube en setenta mil personas en el primer trimestre. La inflación anual del Índice de Precios de Consumo en abril del corriente es del ocho con cuatro por ciento. Naciones Unidas ha podido verificar la muerte de tres mil doscientos ochenta civiles en la guerra de Ucrania, doscientos treinta y dos niños. La Sanidad Pública obliga a más de cuarenta mil castellanoleoneses a esperar cinco meses para una intervención quirúrgica. El recibo de la luz sube un noventa y cinco por ciento en el primer trimestre. El aceite de girasol compite en precio con el de oliva. La harina se encarece entre un cuarenta y un sesenta por ciento. El presidente del gremio estima en Madrid que el pan incrementará su precio el treinta por ciento en el cuarto trimestre. ¿Pegasus…? Por eso resulta tan ofensivo.

El señor Sánchez, don Pedro, y sus creadores de contenidos, han decidido, de nuevo, tratarnos como idiotas esta semana. Y nos han vuelto a hacer expertos. Esta vez no ha sido en virología. Ya lo éramos. Ha tocado cursillo avanzado de espionaje. Ninguna barra de bar que se precie se ha resistido a tanta palabrería. Qué es Pegasus. Cuánto cuesta. Lo que puede hacernos. Cómo infecta nuestros móviles. De qué modo se detecta. Y dónde se puede encontrar la aplicación antídoto que ha desarrollado Amnistía Internacional. Y es que sus señorías están desoladas. Golpistas catalanes. Y su socio de Moncloa. Otrora terroristas vascos. Y su socio de Moncloa.  Antisistemas de Izquierdas. Y su socio de Moncloa. Pobres niños ricos. ¡Han sido espiados…!

Lo curioso del caso es el argumento que engorda su ira. Preservar la intimidad que a los demás no nos tiene que importar perder cuando no hacemos nada malo y es el Estado el que graba. El Caifás general ha llegado a Europa. Políticos Todo Incluido Resort de Bruselas, tomará medidas. Ellos espiarán y nosotros expiaremos. Como cada día. Buscando trabajo. Refugiándonos de la guerra. Esperando una llamada del hospital. Poniendo la lavadora de madrugada. Ayunando los últimos de mes. O dejando de comprar chorizo para poder pagar el pan. Nos mean, diría el castizo. Y dicen que llueve…