scorecardresearch

Más de 100 obras para no caer en el olvido

MARINA URIZARNA
-

La sala de exposiciones del Teatro Principal acoge 'La tristeza del olvido', en la que la pintora Carmen Ortega ha representado el alzhéimer y la soledad en más de un centenar de óleos

La inauguración de la muestra ‘La tristeza del olvido’, que se podrá visitar hasta el 8 de mayo, tuvo lugar ayer en el Teatro Principal. - Foto: Luis López Araico

Rostros cabizbajos, manos, perfiles y miradas sobre óleo para representar una realidad que destruye lo cotidiano y causa miedo e inseguridad: el alzhéimer. La pintora burgalesa Carmen Ortega inauguró en la tarde de este miércoles 'La tristeza del olvido' en la sala de exposiciones del Teatro Principal, una muestra de más de un centenar de cuadros pintados al óleo para dar voz a la enfermedad del olvido y tomar conciencia sobre la importancia de acompañar a las personas que lo sufren en un camino que altera y destruye lo cotidiano, en ocasiones como consecuencia del deterioro cognitivo.

La palabra 'alzhéimer' causa miedo e inseguridad en el paciente pero también en quienes están en contacto con él. Bajo señales como el lapsus, la incomunicación, la falta de identidad, el silencio y la soledad aparece esta enfermedad que genera tanto dolor pero que siempre ha formado parte de nuestra sociedad. Es un cambio del cerebro y de la forma de pensar, que la artista interpreta como un retorno a la infancia -porque hace que se pierdan los recuerdos más recientes-, a los fantasmas y al no conocimiento de la gente. Desgarra ver como una persona se deteriora y se convierte en ausencia, por lo que en los cuadros hay rostros, miradas y grietas de lo que la enfermedad produce. 

Es la primera vez que 'La tristeza del olvido' ve la luz; en el pasado Ortega ha tocado otros temas en sus obras, «pero este es uno que me toca mucho». Motivada por experiencias personales que ha pasado a lo largo de su vida y compartiendo esta con familiares y amigos que han sufrido alzhéimer, la pintora se enfrascó, por la necesidad de darle voz, en un proceso muy largo hasta sacar la exposición al público. «No es cuestión de decir horas, días o años, es un proceso de casi una década en la que pensar sobre todo y materializarlo» y también de reposo y reflexión personal ya que «siempre manifiestas lo que sientes». Son imágenes que figuran desde el principio hasta el final de la persona que lo padece, de familiares, amigos, investigadores y cuidadores, pero también de las personas que se sienten olvidadas aunque no sufran de ello, pues muchas veces «es el ser humano el quién genera el olvido conscientemente, provocando la tristeza de quién formó parte de su camino». 

El conjunto de obras, con cuadros individuales y grupales según la temática, contienen un título explicativo de lo que se ve dentro, que circunda en torno a la soledad, la falta de identidad, la tristeza, el dolor y la incomunicación. La exposición, que organiza la Gerencia Municipal de Cultura y Turismo del Ayuntamiento, puede verse desde este momento en la sala de exposiciones del Teatro y se podrá disfrutar hasta el próximo 8 de mayo. La entrada es libre hasta completar aforo y se puede visitar en los siguientes horarios: de martes a sábado de 11 a 14 horas y de 17 a 19:30 horas y los domingos solo en horario de mañana, de 11 a 14 horas. Domingos por la tarde, lunes y festivos, la exposición permanecerá cerrada.