scorecardresearch

Sonorama sube a 20 euros el cámping con aforo de 14.000 plazas

I.M.L.
-

La organización del festival trabaja en la mejora de los servicios en la zona de alojamiento, que en 2019 tenía un coste de 3 euros

Montar el campamento durante Sonorama Ribera en el parque General Gutiérrez forma parte de la experiencia de vivir un festival que este año cumple su 25 aniversario. - Foto: Julio Calvo

La última edición 'normal' de Sonorama Ribera congregó a 110.000 asistentes. Una cifra que desborda la oferta hotelera de la comarca ribereña, por lo que la opción del cámping es imprescindible para muchos de los festivaleros, por su cercanía al recinto de conciertos y por su precio. Eso lo sabe la organización, que dispone del parque General Gutiérrez, donde la tan preciada sombra en el agosto arandino es muy apreciada, para poder acoger a más de 14.000 campistas.

Esta es la cifra de aforo que se maneja este año, tomando como referencia los 14.621 bonos de cámping que se vendieron en 2019. Un control que no se empezó a realizar hasta 2018, ya que en las ediciones anteriores el uso del cámping era gratuito para todos aquellos que tenían bono para el festival. «Al empezar a cobrar por el uso de estas instalaciones pudimos dimensionar los servicios que se ofrecían y controlar la ocupación del cámping, mejorando también la seguridad», reconoce Bea Cubero, una de las encargadas dentro de la organización de los alojamientos de artistas y del propio cámping.

Esta entrada para la zona de acampada comenzó costando 3 euros pero para este año se ha multiplicado por seis, fijándose en 20 euros el bono para estas instalaciones al aire libre. Gracias a este aumento del precio, los festivaleros podrán contar con unas instalaciones mejoradas con respecto a lo que venía siendo hasta ahora la zona de acampada. «Estamos mirando lo que se ofrece en otros festivales y en los cámping turísticos para tomar las mejores ideas e incrementar los servicios, con una sectorización mejor organizada y un control del aforo que nos permitirá dimensionar las necesidades para recibir a toda la gente y que esos cuatro días esté lo más cómoda posible», explica Cubero, haciendo pensar a los veteranos en montar la tienda de campaña durante Sonorama Ribera en más zonas de ducha, aseos, oferta de alimentación o puntos de conexión eléctrica para recargar móviles. «A poco que se mejore ya va a ser mucho porque antes había poco o nada, estamos trabajando ahora en los básicos», reconoce Cubero.

Siempre atentos a las redes sociales y al día a día del desarrollo del festival, desde la organización están teniendo «muy en cuenta» las quejas recibidas en anteriores ediciones respecto a la zona de acampada. «De hecho, una persona del equipo fue la que insistió en mejorar el cámping, incluso amigos nuestros se alojan allí y nos han trasladado sus peticiones, que vamos a tener en cuenta», resalta esta integrante de la organización.

Más allá de las comodidades, más o menos, del cámping del festival, la experiencia de montar allí el campamento es algo que todo festivalero debería probar, al menos una vez. «Igual para los menores de 30 años, yo recomiendo el cámping, lo he vivido como asistente y el ambiente está muy bien, además este año con las mejoras que va a haber se va a estar supercómodo y se va a poder descansar y disfrutar», recomienda Bea Cubero, así que vayan preparando el saco de dormir.

ARCHIVADO EN: Sonorama, Cubero, Conciertos