scorecardresearch

«Hay que demostrar que la deshonestidad no sale gratis»

R. Briongos
-

Entrevista a Francisco Igea, candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta

Francisco Igea, candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Junta. - Foto: Leticia Pérez

En esta campaña, a Francisco Igea (Valladolid 1964) solo le falta ponerse a bailar en el escenario o  echarse un cante al terminar un mitin, dos facetas para las que la naturaleza no parece haberle dotado especialmente. Todo lo demás lo ha hecho. Alguien que no le conozca, y a la vista de esa implicación, podría llegar a pensar que se ha tomado estas elecciones como algo personal, después de enterarse de su cese cuando estaba participando en un programa de racio nacional por un mensaje de Twitter del presidente Mañueco. Quienes tienen un trato más estrecho con él, ni siquiera manejan un atisbo de duda. Saben con certeza que es así.

Quién le iba a decir a usted que iba a acabar dándole las gracias a Tezanos. La del CIS es la única encuesta que le da opciones a tener grupo parlamentario.

No hay que darle las gracias a Tezanos, sino a la gente que cree en este espacio político. Vamos a ver los resultados finales. Las encuestas están muy bien, nosotros somos muy de Tezanos ahora, como no puede ser de otra manera, y lo importante es que dicen que esta es una campaña claramente hacía arriba para Ciudadanos, al contrario de lo que nos pasaba antes. El debate nos ha ido muy bien y tenemos serias opciones de volver a tener grupo parlamentario.

¿Y se la cree?

Bueno, demuestra que la gente está convencida de que estas elecciones son inexplicables. Se han convocado desde la deshonestidad, desde la mentira, en contra del interés de la Comunidad. Las encuestas dicen que la labor de Gobierno ha sido bien valorada. Pero es que esa labor de Gobierno es, al menos, tan nuestra como de Mañueco. Yo las he leído y sé interpretarlas. Sé a quien valoran y qué opinan de la convocatoria electoral. Teníamos muchas cosas que trabajar y lo hemos hecho. Y nos ha ido bien.

Dice que ustedes van hacia arriba ¿quién va hacia abajo?

Lo del PP es un auténtico desastre. Su campaña es un meme continuo, algo alocado que ha pasado de los ternerillos al ayusismo más exacerbado sin solución de continuidad. Es una campaña en la que se reivindica cualquier cosa, menos al candidato. Empezaron utilizando el tema de la ganadería de una forma valleinclanesca. Después iniciaron el debate de sanchismo o antisanchismo, cuando eso nadie lo compra. Y ya en el delirio se han echado en brazos del ayusismo, que no tiene nada que ver con lo que ocurre en esta tierra.

En una entrevista en estas páginas, Inés Arrimadas aseguró que uno de los problemas del pacto es que el PP tenía miedo a la popularidad de Verónica Casado. ¿Lo notaron ya en el Gobierno?

Sí, sin duda. Las cosas empiezan a torcerse cuando una de las encuestas la dan un seis y pico en el índice de popularidad. Eso es algo desconocido en política, no conozco a ningún ministro o consejero en activo por encima del 6. A partir de ahí empezaron a darle cera día sí y día también. Pero Verónica, que es una excelente profesional y una buena gestora, en esta campaña se ha convertido en un animal político de enormes dimensiones. Nunca pensé que iba a verla dando mítines con tanta energía.

Solo le falta ya afiliarse.

Bueno, pero está muy contenta y muy integrada. La gente del partido valora mucho lo que ha hecho y ella tiene ahora un grado de implicación con el partido muy importante.

Ya ha dicho que le fue bien pero ¿qué le pareció el debate de la semana pasada?

Para nosotros era importante que quedara claro que nosotros actuábamos como portavoces del Gobierno, como hemos hecho en estos dos años y medio. Nos presentamos a las elecciones con la tarea hecha, en unas circunstancias muy difíciles para la comunidad y con un balance que se puede defender. Hemos gestionado más del 50% del presupuesto, las consejerías clave en el sufrimiento de la pandemia... Es que nos lo hemos comido todo. Mi grado de sorpresa ya no tiene límite, pero cuando escuché a Mañueco decir que quiere más a la Comunidad desde que se dejó la piel por defenderla en la pandemia pensé ¡Joder, lo que tenemos que oír! Hemos salido de la pandemia gracias a la gente de Castilla y León, que ha dado lo mejor de sí. Nos proporcionó material cuando lo necesitamos, ha obedecido cuando les dijimos que se quedara en casa, han aguantado carros y carretas y ahora Mañueco la deja sin presupuesto solo por su interés. ¡Eso es tan indignante!

Acusa a Mañueco de estar desaparecido en los momentos difíciles. ¿Eran ustedes quienes tomaban las decisiones comprometidas?

Eso lo sabe todo el mundo. Todos los sectores afectados por la pandemia, los que sufrían restricciones, saben con quién hablaban. No lo decíamos nosotros, lo decían ellos. Cuando los hosteleros decían que eran cosas de Igea y de Verónica Casado era por algo.

En tal caso, tendrán que asumir también las decisiones sobre la gestión de las residencias de ancianos en el pico de la pandemia.

Nosotros ordenamos prestar la asistencia en las residencias de la manera más racional para salvar el  mayor número de vidas posibles. Y lo que nos dicen los datos de mortalidad por grupos de edad es que los resultados fueron mucho mejores que en otros sitios. Los datos dicen que nosotros estamos en el 19 y pico de exceso de muerte, mientras que la media española está en el 21, la madrileña en el 37… ¿Somos los responsables de eso? Hicimos lo más juicioso. Nosotros protegimos a nuestros mayores mejor que la media, a pesar de que teníamos más población en riesgo que nadie, con más seroprevalencia que nadie, con más ingresados en residencias que nadie. El 7% de la población estaba en las residencias, eso no lo tiene nadie en España. Tomamos las decisiones para proteger a la población y lo conseguimos.

Pues se abrió una comisión de investigación en las Cortes.

 Y no tengo ningún inconveniente en que haya otra cuando volvamos a empezar. Ninguno. Porque sé muy bien lo que hicimos: tomar decisiones. Había quien pensaba que era mucho mejor no tomarlas. Nosotros decidimos prestar la asistencia allí donde creíamos que era mejor. Los números son una tragedia, estamos hablando de 12.000 fallecidos, la mayor parte de ellos mayores de 75-80 años. La mortalidad se multiplica por 50 a medida que suben los grupos de edad, pero los datos dicen que no lo hicimos mal.

¿Y qué espera del de hoy?

Este tiene que ser diferente. Tenemos que decirle a la gente que tenemos ilusión por la Comunidad. Esta convocatoria es injustificable y deshonesta, pero al final tiene que ser útil a los ciudadanos para que elijan un modelo de Comunidad más libre, más abierta, más plural, más acogedora. Castilla y León tiene que dejar de ser una Comunidad conservadora. De todo eso hablaremos en el debate.

¿Para dejar de ser conservadora, esta comunidad tiene que ser socialista?

Mmm, no. Tiene que ser liberal. El PSOE se ha comportado durante todos estos años en esta Comunidad como un partido conservador. Castilla y León es tan conservadora, que hasta los socialistas lo son. El mayor defensor del Herrerianismo es Tudanca. No ha hecho bandera de nada, ni de la transparencia, ni de la ordenación del territorio, ni de la reforma de la atención primaria, ni de los aforamientos. A todo se ha opuesto con el fin de blindar, conservar, fosilizar… Su máximo éxito ha sido votar con el PP la moción sobre Sanidad.

Si con el PP no y con el PSOE tampoco ¿Cómo se forma un Gobierno en esta Comunidad?

Habrá que formar Gobierno cuando acaben las elecciones con quien sume la mayoría que quiera cambiar las cosas. Nosotros no estamos cerrados ni al uno ni al otro.

¿Y a quién están cerrados?

A Mañueco. Es una ocasión única en la historia de este país para demostrar que la deshonestidad no sale gratis en política. Lo peor que le ocurre a España y a Castilla y León es el descrédito de la política.

Pero usted ha pasado en mes y medio de defender a capa y espada a Mañueco a ser su mayor crítico. ¿No le resta esto credibilidad? Porque él sigue siendo el mismo.

Bueno, no sé si Mañueco sigue siendo el mismo, pero es que yo ahora tengo un puñal en la espalda. Me pregunta ¿y usted por qué ha cambiado de opinión sobre este señor? Hombre, es que me ha dado con un mazo en la cabeza. No solo nos ha difamado y calumniado, es que ha puesto en riesgo el futuro de esta Comunidad. Es como cuando llegas a tu casa y encuentras a tu mujer con otro, que cambias de opinión.

Fueron poco perspicaces. ¿No se olieron la estrategia del PP?

Esto es muy hispano. Nos dicen que hemos sido ingenuos, unos pardillos..

Yo no he dicho eso.

No, hablo en general. Lo que pasa es que nosotros estábamos trabajando para que esto durase. ¿Que  veíamos cosas? Claro, pero por eso trabajábamos. Buscábamos acuerdos para aprobar los Presupuestos, para que el Gobierno durase. Pero es cierto que nunca pensé que iban a cesarme mientras estaba en directo con Alsina. Y por Twitter. ¡A mí! Es que es una ironía del destino. Conociendo a Alfonso, dudo que lo haya hecho, al menos, sin autorización de Génova. Al menos, si no es por indicación expresa. Y luego, lo que les he oído es que esto es una etapa más para llevar a Casado a La Moncloa.

¿Ni siquiera lo sospechó cuando el PSOE dijo que daba el sí a los Presupuestos y colocaba al PP en una encrucijada?

No, es que seguíamos teniendo el control. En caso de duda, el PP podía incluso retirar los Presupuestos. Lo que más me duele es que eran unos buenos Presupuestos para reactivar la economía y para hacer las reformas en Atención Primaria que son fundamentales.

¿Se arrepiente de haber anunciado que ustedes también podían presentar una moción de censura? Eso no solo puso en guardia al PP, sino que también le ha proporcionado un argumento.

Usted estaba ahí cuando lo dije y sabe perfectamente que añadí que nosotros no lo haríamos nunca. Han querido manipularlo, como hacen con otras cosas, pero dije que no lo haríamos porque nosotros no somos así.

Si tuviera que elegir ¿con qué se quedaría? ¿con tener grupo parlamentario propio o con menos procuradores pero que estos tuvieran capacidad de inclinar la balanza para formar gobierno?

Para nosotros es muy importante tener un grupo parlamentario porque nos permite hacer acción política. Si tenemos grupo es que vamos a ser decisivos. Seguro.

Su lema de campaña es el valor de la palabra pero faltaron a ella cuando en 2019 hicieron presidente a Mañueco pese a lo que habían dicho ¿Por qué tomó esa decisión?

Porque la tomó el partido. Todo el mundo sabe que yo defendí en mi Ejecutiva otra política de pactos. Fui fiel a mi partido y no me arrepiento, pero en campaña repetí muchas veces que podíamos pactar con el PSOE o podíamos pactar con el PP. Lo único a lo que nos comprometimos es a que el PP no siguiera gobernando. Y eso ha sido una realidad que reconoce el propio PP. Tras la ruptura del pacto, desde la señora Ayuso al presidente Casado le han dicho a Mañueco: 'Ahora puedes gobernar' Si ahora puede hacerlo es que hasta ahora no podía.

¿Sería capaz ahora de votar a Mañueco...

No.

Déjeme acabar. Votar a Mañueco para que Vox no entrara en el Gobierno.

No.

¿Ni siquiera en ese escenario?

No. Nosotros no vamos a hacer a Mañueco presidente bajo ningún concepto. No.

Si el Plan Aliste es innegociable para ustedes van a tener difícil llegar a un pacto. Tanto PP como PSOE han repetido su intención de mantener abiertos todos los consultorios rurales.

No, ya verá como eso va a ser lo único en lo que no vamos a tener problemas. ¿Y sabe por qué? Porque son conscientes de que tomar decisiones en Atención Primaria es inevitable.  No se puede dar una patada más hacia delante. Es que la situación no aguanta un mes. Es que no aguanta este mes. En cuanto se acabe la demagogia de la campaña no va a haber ningún problema en llegar a un acuerdo. Los dos partidos saben que tenemos razón y nos lo han dicho. Sus expertos, donde los tienen, saben que tenemos razón y saben que la nuestra es la mejor propuesta de ordenación. Saben perfectamente que están mintiendo a la población.

¿Dónde creen que se han ido todos los votantes que según las encuestas no están ya en Ciudadanos?

Muchos a casa. A mi me preocupan esos votantes que se han ido a casa cuando tomamos decisiones equivocadas en 2019. Ahí había mucha ilusión y un porcentaje de personas que creían en eso que se denominó 'La tercera España'. Es cierto que hemos cometido fallos, pero no puede ser que nuestros fallos sean cien veces más caros que los de los demás. Otros pueden ir con votas de pocero y fango hasta la cintura, pero a nosotros no nos permiten ni un cerco de sudor en la camisa. La tercera España siempre está pensando en crear un partido del que sentirse huérfana a la media hora. Este país necesita este espacio, y se demostró la semana pasada con la aprobación de la reforma laboral. No se entiende que el PPvote en contra de una norma elaborada por su exministra Fátima Báñez y que no quiera que la apoye Ciudadanos. Pero a qué grado de demencia ha llegado el país.

¿A quién ve como próximo presidente de la Junta? No vale a Igea.

Vaya, pues me acaba de quitar la única respuesta coherente. No lo sé, de verdad. Yo no descarto ninguna opción. Ni siquiera la de que sea yo mismo. Lo que sé es con nuestro voto quién no va a ser.