scorecardresearch

La FEC urge a Comercio a que lance los bonos al consumo

B.G.R.
-

Teme que se retrasen al licitarse la nueva plataforma de gestión la semana pasada. La hostelería critica que se haya reducido la partida para el sector

La anterior campaña arrancó a mediados de septiembre pero la plataforma se sacó a concurso en abril. - Foto: Patricia

La Federación de Empresarios de Comercio (FEC) no duda en mostrar su temor de que la nueva campaña de bonos al consumo no esté lista para septiembre, tal y como se había anunciado, debido a que los plazos de preparación de la misma van «muy ajustados». El Ayuntamiento sacó a concurso la semana pasada la plataforma que gestionará la próxima iniciativa, cuyo plazo de presentación de ofertas finaliza el día 18 de este mes, mientras que da siete días para su implantación desde la firma del contrato hasta el 31 de diciembre de este año.

La presidenta de la patronal, Consuelo Fontecha, lamenta que los cheques descuento, que cuentan con una gran aceptación entre consumidores y empresarios, no puedan estar disponibles coincidiendo con la vuelta al cole. «Hubiese sido lo ideal para el cliente y el comerciante», subraya, añadiendo en este sentido que «estamos ya en los últimos coletazos de las rebajas y agosto es un mes triste para el consumo». Tal y como se ha constatado en anteriores ediciones, los vales supondrán un impulso para el colectivo, por lo que estima que como muy tarde deberían ponerse en circulación a mediados de septiembre: «No sería deseable que llegáramos a octubre».

 En principio y tras las reuniones mantenidas entre la FEC y la Concejalía de Comercio, los bonos continuarán costando diez euros, de los cuales cuatro financia el Ayuntamiento y seis el consumidor, pudiéndose adquirir un máximo de 15. Aprovechando la licitación de la nueva plataforma, la patronal reclama distintas mejoras en su funcionamiento para sea más «eficiente». Al respecto, Fontecha hace referencia al canje de los cheques por parte de los empresarios de tal forma que estos puedan comprobar en esta herramienta si  los vales están activos o no en lugar de tener que introducir la numeración de todos en cada venta.

El Consistorio ha destinado a esta iniciativa de fomento del consumo dos millones de euros, de los cuales 1,4 irán para el pequeño comercio y los 600.000 restantes se repartirán a partes iguales entre los centros deportivos y la hostelería.  Este último sector ve reducida la cuantía en 200.000 euros respecto a la campaña anterior, algo que ha despertado las críticas de la patronal. Más allá del montante en sí, su presidente, Fernando de la Varga, insiste en que el sistema planteado no es el idóneo para los empresarios y recuerda que los bonos anteriores no llegaron a todos los establecimientos, sino que fueron a parar sobre todo a la restauración.

De la Varga censura que la Concejalía de Comercio «continúe apostando en esta ocasión por el mismo modelo» e iguale a la hostelería con los gimnasios, no por el hecho de que estos últimos se vean beneficiados al ser uno de los sectores más perjudicados por la pandemia, sino por la «diferencia que existe en número de locales» de cada colectivo. «La decisión municipal deja en entredicho la sensibilidad del Ayuntamiento con los hosteleros en la situación actual  de crisis socioeconómica que estamos viviendo», concluye.