Agua para la vida y el turismo

S.F.L.
-

El Ayuntamiento de Quintanilla Cabe Rojas ha construido siete balsas que servirán a los servicios contraincendios forestales para su abastecimiento. A su lado se ubicará un mirador para la observación de aves y otras especies

El regidor de la junta vecinal, Ismael Alonso, junto a las charcas construidas en el entorno de la localidad. - Foto: S.F.L.

Desde que Ismael Alonso se presentó como alcalde de la pedanía de Quintanilla Cabe Rojas hace 33 años ha seguido una línea política que apuesta por el medio ambiente y la calidad de vida de sus vecinos. A curiosos proyectos como la colocación de una treintena de cajas-nido para combatir la plaga de la dañina oruga procesionaria, la instalación de refugios para murciélagos -con el fin de controlar la abundancia de insectos- o la situación de un tanque en un alto como reclamo turístico hay que añadir la construcción de siete balsas que, además de servir como abastecimiento de agua en caso de incendio, se han convertido en el lugar donde diferentes especies animales acuden a beber.
Las obras de construcción de las nuevas charcas han concluido y el equipo de gobierno local ha invertido en el trabajo unos 40.000 euros. No obstante, a lo largo de los próximos meses, el presidente de la junta vecinal pretende construir tres más, de dimensiones que rondarán los cien metros cuadrados. Para trasladar el sobrante de agua del depósito municipal se ha fabricado una nueva infraestructura, gracias a una ayuda concedida por la Diputación. En el momento que hay un exceso va a parar a las balsas, que al ubicarse en un terreno muy arcilloso, se «conserva a la perfección sin riesgo de que se filtre», declara Alonso. Dicha actuación, realizada en tres anualidades, se pudo llevar a cabo al frenar la pérdida de agua sustituyendo las antiguas tuberías de uralita y hierro por las actuales. Este hecho provocó que no se volviese a repetirse una situación de escasez de agua, un tema «complicado de gestionar», asegura el regidor.
Al tratarse de un terreno llano dentro del monte de dominio público municipal, el cercado de las siete balsas permanecerá siempre abierto para facilitar las labores de abastecimiento de agua en caso de urgencia. Además, la accesibilidad tanto para vehículos terrestres como aéreos resulta completamente factible. «El objetivo principal es que los helicópteros y autobombas tengan más lugares para recargar sus depósitos y los desplazamientos desde el lugar del incendio a las zona de recarga de agua sean lo más cortos posible, ganando así en eficacia y en tiempo de actuación ante un suceso», aclara el político. Pero también reitera que al recinto acuden cantidad de especies animales, tanto aves como mamíferos, a beber.
Los miembros del equipo de gobierno, conscientes de las cualidades del terreno en el que se han situado las charcas, estudian la fórmula para conseguir financiación de las administraciones públicas, ya que, el presupuesto con el que cuenta una localidad en la que apenas hay censadas dos decenas de personas, es mínimo.  
MIRAR AL CIELO.

Aparte de tener muy en cuenta el medio natural, Ismael Alonso lucha para llamar la atención de los turistas, con el fin de que conozcan otros puntos interesantes de La Bureba más allá de las localidades más populares. Por ello, y aprovechando la cantidad de especies de aves que merodean por la tierra, el Consistorio levantará un mirador próximo a las balsas de agua con idea de que los apasionados de la observación ornitológica se acerquen hasta esta pequeña pedanía a disfrutar de un entorno rico en fauna. 

UN CHAPUZÓN EN EL RÍO ZURITA.
El cierre de las piscinas de la comarca burebana durante este verano ha motivado que los vecinos de los pueblos hayan regresado a esas zonas de baño donde sus padres les llevaban de pequeños. La ribera del río Zurita, a su paso por Quintanilla Cabe Rojas, ha sido una de las alternativas para paliar los calurosos días.
Visto el éxito de estas vacaciones, el alcalde de la pedanía, Ismael Alonso, adecentará el lugar de cara al próximo verano para garantizar la comodidad de los usuarios. También dispone de mesas y aparatos de gimnasia.