scorecardresearch

Un vecino agrede al alcalde de Padrones por tirar una casa

S.F.L.
-

El Consistorio notificó al dueño del inmueble y supuesto atacante la obligación de derribarla. Al hacer caso omiso, el regidor ordenó su demolición y por ello recibió «3 patadas y un puñetazo en la espalda»

Obreros derribando la casa. - Foto: DB.

La polémica se instala de nuevo en la pequeña localidad de Padrones de Bureba. Esta vez, el alcalde, Miguel Ángel García, ha denunciado a un vecino con el que arrastra conflictos, por agresión y amenazas tras ordenar el «derribo de una casa en ruina inminente» propiedad del supuesto atacante.

Los hechos se remontan al pasado viernes, cuando el empresario contratado para llevar a cabo la demolición de la vivienda ubicada en la calle Sol 25, inició los trabajos. Pasada la mañana, en torno a las 14.30 horas, el dueño del inmueble se personó en el lugar  «acompañado de su mujer en plan provocativo, faltando el respecto a los trabajadores encargados de la obra y saltándose el perímetro de seguridad», testifica el regidor, que deja constancia de lo ocurrido en una denuncia.

Ante tal situación, García intentó colocar una valla para cerrar la calle por las actuaciones de más consistencia y en ese momento, según su versión, recibió del vecino «tres patadas en las piernas y un puñetazo en la espalda», además de  varias frases con carácter amenazante como «algún día te mato», expone la víctima. Un hecho que desmiente el acusado, que asegura a este periódico que «no agredió ni insultó» al alcalde. Por otro lado, asegura que intenta desde que adquirió la casa en 2017 «recibir el permiso de obra» para ejecutar una rehabilitación y que «de otras viviendas existentes en mal estado en Padrones solo declaran la mía en ruina. Lo hace todo por venganza», añade.

Tras el suceso, el regidor se dirigió al Ayuntamiento para recoger los documentos oficiales que ordenaban el derrumbe y entregárselos a la patrulla de la Guardia Civil que acudió al lugar. A continuación, «el agresor y su acompañante se acercaron a la carretera» donde se encontraban los agentes de la Benemérita para comunicar que «había habido un incidente, por lo que estos se trasladaron hacia ese lugar, donde se aglutinaban varias personas conocedores del mismo», manifiesta el denunciante. En ese momento, aprovecharon para «insultar a mi madre fallecida hace dos meses, un hecho que me alteró tanto que la Guardia Civil tuvo que sujetarme para evitar un conflicto mayor», añade.

Por otro lado, el vecino explica que una hermana del agredido, al escuchar las ofensas, se «dirigió a su casa, cogió un cuchillo de grandes dimensiones y lo escondió debajo de su ropa. Lo sacó para clavárselo a mi mujer», sostiene. Ya por la tarde, supuestamente «volvió a provocarnos en la puerta de nuestra casa y una patrulla tuvo que tomar cartas en el asunto y llevársela detenida». El matrimonio denunció el suceso y el Juzgado de Briviesca dictó una «orden de alejamiento a la hermana del regidor hacia la pareja de 100 metros y la prohibición de comunicarse» con ella. Miguel Ángel García, cansado de esta terrible convivencia desde hace años, confiesa estar dispuesto a «terminar con todo y hacer un careo ante la Guardia Civil para acabar con la situación», añade.

Más disputas. La anterior alcaldesa de Padrones, María Jesús Vesga, presentó en agosto de 2021 su dimisión del cargo que durante dos años ostentó debido al «hostigamiento sufrido por dos vecinos» desde que comenzó la candidatura. Las «injurias e insultos» presuntamente lanzados por los dos vecinos involucrados en la polémica con el actual regidor resultaron soportables hasta el momento en que empezaron a ser dirigidos hacia otros familiares.