La hostelería podrá abrir hasta las 12 de la noche en Burgos

J.D.M.
-

La Junta mantiene el cierre del interior de los bares y restaurantes en los municipios con una incidencia superior a 150 casos, por lo que en la capital burgalesa solo se podrá consumir en las terrazas de estos establecimientos

Los bares podrán estar abiertos hasta las 00.00 horas en toda Castilla y León a partir de este domingo. - Foto: Valdivielso

La hostelería podrá mantenerse abierta hasta las 12 de la noche en toda Castilla y León, incluido Burgos, a partir de este domingo, 9 de mayo, cuando finalice el estado de alarma. Así lo ha anunciado este mediodía el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, tras el Consejo de Gobierno celebrado este jueves. "Si no hay toque de queda es absurdo mantener la limitación horaria, porque el ocio se desplazaría a las casas", ha argumentado Igea.

La Junta, asimismo, mantendrá el criterio de los 150 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días para establecer restricciones especiales en algunos sectores. Así, los municipios que estén por debajo de este nivel de incidencia acumulada podrán abrir el interior de los establecimientos hosteleros, algo que no ocurre, por ejemplo, en Burgos capital, donde la tasa supera los 382 casos, por lo que el consumo en bares y restaurantes se limita a las terrazas.

Al respecto del caso concreto de Burgos, Igea ha indicado que el Ejecutivo autonómico maneja "varias ideas" para explicar su mala situación epidemiológica, entre ellas la relación de nuestra provincia con las regiones colindantes, como País Vasco, con un nivel de incidencia muy alto. De hecho, el vicepresidente de la Junta augura que habrá "trasvase" de datos de incidencia al decaer el cierre perimetral de Castilla y León y permitirse la movilidad entre regiones. 

Pese a ello, la Junta descarta cerrar localidades por ser "altamente dificultoso", como se comprobó en Burgos con los municipios de alrededor, que tuvieron "graves problemas de abastecimiento" cuando se estableció esta medida el pasado mes de octubre. 

En su comparecencia ante los medios, Igea ha precisado que al decaer el estado de alarma deja de estar en vigor el cierre perimetral de la Comunidad, el toque de queda o la limitación de personas reunidas o de aforos en lugares como las iglesias. A propósito de esta ausencia de restricciones, el número 2 de la Junta confía en que la gente "va a ser responsable", entre otras cosas porque "hemos visto el alto precio que se paga a veces por la irresponsabilidad". En ese sentido, ha recordado que "128 personas están intubadas en Castilla y León, peleando por su vida", por lo que aconseja que mantener las medidas, las distancias, la higiene... "Continúa el descenso, lento pero continuado, de casos, pero estamos en situación de pandemia", ha advertido.

Si bien ha apelado a la prudencia, Francisco Igea augura que "el final de la mascarilla al aire libre está más cerca de lo que parece, pero dependerá del avance de la estrategia de vacunación". En ese sentido, ha cifrado en un 96% el porcentaje de mayores de 70 años que ya está vacunado. Eso sí, el vicepresidente de la Junta ha expresado que "cuando uno está al aire libre fuera del núcleo urbano no tiene ningún sentido ir con mascarilla. Es para cuando no puedes guardar las distancias de seguridad".

En este enlace se puede consultar el acuerdo alcanzado este jueves en Consejo de Gobierno para actualizar las medidas que se establecen en Castilla y León a partir del 9 de mayo