scorecardresearch

El Mini clásico da un paso hacia el futuro

SPC-Agencias
-

Con el proyecto 'Mini Recharged', la compañía sustituye el motor de gasolina por uno eléctrico para prolongar la vida del coche

El Mini clásico da un paso hacia el futuro - Foto: Bernhard Filser

El proyecto Mini Recharged, de la firma automovilística Mini, permite sustituir el motor de gasolina original del modelo Classic por un moderno motor eléctrico para prolongar la vida del vehículo, según ha informado la compañía.

En Mini Recharged solo se realizan cambios reversibles en el fondo del vehículo durante la conversión, que se lleva a cabo exclusivamente en Reino Unido. Esto hace posible que el Mini Classic pueda volver a su estado original más adelante, ya que durante la conversión, el motor original de cada vehículo se marca y se almacena para poder reutilizarlo en caso de un futuro reequipamiento del coche.

Así, el proyecto permite prolongar la vida de un vehículo de forma sostenible. El propulsor nuevo es eléctrico y genera una potencia de hasta 90 kilovatios (kW), cuya energía la suministra una batería de alto voltaje, que puede cargarse con una potencia de hasta 6,6 kW y ofrece una autonomía de unos 160 kilómetros.

El Mini clásico da un paso hacia el futuroEl Mini clásico da un paso hacia el futuro - Foto: Bernhard Filser«Lo que el equipo del proyecto está desarrollando preserva el carácter del Mini classic y permite a sus fans disfrutar de un rendimiento totalmente eléctrico. Con Mini Recharged, estamos conectando el pasado con el futuro de la marca», afirma Bernd Körber, máximo responsable de MINI a nivel mundial.

Además, cada vehículo recibe un cuadro de instrumentos central que muestra la temperatura de conducción, la marcha seleccionada, la autonomía y la velocidad.

La idea surgió a raíz de la presentación del Mini Electric clásico en el Salón del Automóvil de Nueva York en 2018. Las reacciones fueron tan positivas que un equipo especializado de la planta Mini en Oxford desarrolló un plan para poder ofrecer lo mismo a los clientes que ya tuvieran un Mini.

Los fans y dueños de los Mini classic obtienen una experiencia de conducción totalmente nueva: una transmisión silenciosa con aceleración instantánea y la posibilidad de entrar en las zonas de conducción eléctrica o de bajas emisiones de grandes ciudades, que de otro modo serían inaccesibles con un motor de combustión