Un ladrón 'araña'

I.E.
-

Trepa hasta el campanario para colarse en la Real y Antigua y robar 15 euros. La alarma alertó a la Policía Nacional y al párroco, quien descubrió al ladrón agazapado entre los bancos. Antes de ser detenido forzó los lampadarios

Un ladrón 'araña' - Foto: Alberto Rodrigo

A las cuatro y media de la mañana el párroco de la Real y Antigua de Gamonal dormía plácidamente en su apartamento junto al templo. Un aviso de la central de alarmas lo despertó de manera repentina para informarle de que el sistema de seguridad de la iglesia había captado la presencia de un intruso. Rápidamente se vistió y bajó a la calle, donde ya esperaba una dotación de la Policía Nacional que también había sido alertada.
Antes de abrir la puerta trasera, por la que se accede directamente al despacho sacerdotal y a la sacristía, el cura ya se preguntaba por dónde se habría colado el ladrón, si es que no se trataba de una falsa alarma. Y es que Marcos Pérez había comprobado que ninguna entrada exterior había sido forzada.
El sacerdote y los agentes se adentraron en la nave de la iglesia, donde «un ruido extraño» los puso en guardia. Revisaron el interior y, en un principio, no hallaron rastro de nadie. Al poco tiempo advirtieron de que una pequeña puerta situada junto a la principal -por la que se sube al campanario- tenía el candado roto. Es decir, había sido forzado.

[Más información en la edición impresa]