Se desbloquea el proyecto de la Concepción

C.M.
-

La UBU asume el arco de la nueva calle. La estimación de la alegación presentada por el Ayuntamiento permite avanzar en la aprobación de la modificación del PGOU y construir el nuevo edificio para el Archivo

Se desbloquea el proyecto de la Concepción - Foto: Luis López Araico

Tras meses de silencio, el proyecto para poner en valor el Hospital de la Concepción se reactiva. La modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que se requiere para poder ubicar el Archivo Histórico en un inmueble de nueva construcción en el parque de las huertas y anexo al complejo renacentista se ha conseguido desatascar y ello permitirá dar los siguientes pasos.
Y es que la construcción del nuevo edificio de 600 metros elimina un espacio público y la Ley de Urbanismo obliga a crear otro de las mismas dimensiones. La Universidad de Burgos iba a ceder al Ayuntamiento un suelo para construir una calle paralela al instituto Enrique Flórez, flanqueada por el claustro de la Concepción y con conexión a la calle Madrid, espacio ahorra cerrado al público. Las dimensiones permitían cumplir la ley y hacer un cambio de terreno por otro. Esta era la razón de la modificación del PGOU, que fue aprobada a finales de octubre por todos los grupos municipales en la Gerencia de Fomento.
Sin embargo, en el periodo de información pública se presentó una alegación del propio Ayuntamiento a cuenta de un arco que hay sobre el acceso a la nueva calle y perteneciente al conjunto original del siglo XVI. Los técnicos del área de Infraestructuras consideraban que ese arco sería una carga para el Ayuntamiento que tendría que rehabilitarlo y mantenerlo.
Finalmente, se estima la alegación y el arco se mantendrá dentro de la alineación correspondiente al Hospital de la Concepción y, por lo tanto, será propiedad de la UBU y se amplían en 8 metros cuadrados (los que ocupa) la cesión del suelo a la ciudad en la parte de atrás.
La institución académica entregó ayer un documento con las alineaciones corregidas en el Ayuntamiento y espera que reciba el beneplácito municipal, según confirmó el vicerrector de Planificación, Servicios y Sostenibilidad, Juan Manuel Manso. Al tratarse de un cambio menor no deberá someterse a otro periodo de exposición pública. «Sea de quien sea el arco, como pertenece al Bien de Interés Cultural (BIC), lo tendremos que cuidar unos u otros. Nunca dejaríamos que se deteriore un arco del siglo XVI», señaló.

[más información en la edición impresa]