Burgos exporta ya a 169 países por valor de 3.000 millones

G. ARCE
-

Las ventas crecieron un 1,1% el pasado año, aunque los principales capítulos, salvo el cárnico, sufrieron descensos. Francia acapara el 20% del comercio

Burgos exporta ya a 169 países por valor de 3.000 millones - Foto: Luis López Araico

El ritmo de ventas de Burgos al mercado exterior lleva cinco años en paulatino descenso, aunque 2019 se volvieron a superar los 3.000 millones de euros de ingresos que se habían perdido en el año precedente y el balance anual culmina con un ligero crecimiento del 1,1%. Todos los grandes capítulos exportadores, salvo el de carnes y despojos, sufren descensos. La nota positiva es que la empresa local está más presente que nunca en el mundo, pues sus mercancías llegaron a 169 de los 194 países soberanos, la cota más alta alcanzada por la economía provincial.
Estas son algunas de las conclusiones que se pueden extraer del balance de 2019 de la Base de Datos del Comercio Exterior, información facilitada por la Cámara de Comercio e Industria. No recoge, lógicamente, la situación creada en los últimos  tres meses por la crisis global desatada por la pandemia del coronavirus, fenómeno que sí será determinante en los balances de 2020.
Burgos exportó el pasado año por valor de 3.031 millones de euros, lejos de los 3.604 que se alcanzaron en 2015, aunque un poco por encima de los 2.998,8 millones de 2018. Se formalizaron un total de 77.376 operaciones de venta, la mayor cifra de los últimos 5 años. Por lo que respecta a las importaciones, ascendieron a 2.271 millones, lo que deja un saldo comercial provincial positivo y confirma al comercio exterior como una de las grandes fortalezas de nuestra economía.
Los diez capítulos que generan mayor facturación exportadora son los mismos que los últimos ejercicios, aunque con números menos abultados. Lideran el ránking los productos farmacéuticos, con 463,5 millones de euros exportados, casi la mitad del balance de 2015. Le siguen el caucho y sus manufacturas (neumáticos), con 296,8 millones, y los cosméticos, con 242,3 millones, cifra ligeramente superior a la de 2018. La venta de maquinas generó 203,6 millones.
Por debajo de los 200 millones están cinco capítulos clave para la empresa local: el de «materia reservada para ciertos usos específicos» (192 millones), la automoción (175,3), carnes y despojos (174,7), manufacturas de fundición, hierro y acero (134,7) y el armamento (121,4 millones).
Aunque desciende en el último año, un 28% en concreto, la venta de munición militar al exterior se ha erigido como uno de los principales negocios de la provincia. Detrás, como es conocido está la compañía Maxam, que entra en el grupo de los grandes exportadores encabezado por Glaxo (farmacia), Michelin y Bridgestone (neumáticos), L'Oréal (cosméticos) o Campofrío (carnes), entre otras multinacionales.
Burgos compra al exterior, a China principalmente, fundición, hierro y acero (341,2 millones). Le siguen la maquinaria y sus partes (227,6), productos químicos orgánicos (194,7) y farmacéuticos (161,8) y plásticos y sus manufacturas (138 millones).   

[Más información en la edición impresa de Diario de Burgos de este lunes]