scorecardresearch

La UBU recibe 100 peticiones de acogida de alumnas ucranias

B.G.R.
-

La institución académica hace un llamamiento a las familias burgalesas para que alojen en sus casas a estudiantes que huyen de la guerra durante un mínimo de seis meses

La Universidad sufragará la matrícula y creará un grupo de apoyo a los refugiados. - Foto: Patricia

La respuesta no se ha hecho esperar y ha superado las previsiones iniciales. Un centenar de estudiantes ucranianos, mayoritariamente mujeres puesto que los hombres tienen prohibida la salida del país, se han puesto en contacto con la UBU después del ofrecimiento de acogida que la institución académica ha realizado junto al resto de campus públicos de Castilla y León. En principio, se han ofertado 25 plazas en cada uno, si bien la intención pasa por ampliar este cupo, aunque la decisión final deberá tomarse de común acuerdo junto a la Administración autonómica.

Las peticiones de quienes huyen de la guerra se producen en la mayoría de los casos desde países fronterizos, ya sea Polonia o Rumania, donde son las oenegés oficiales o las embajadas españolas las que se ocupan de facilitar esta información, según explican fuentes de la Universidad de Burgos. Algunas de las solicitudes se encuentran duplicadas, es decir que las han recibido más de una entidad docente, por lo que «deberán depurarse los datos» para determinar el destino final de las alumnas.

El criterio a la hora de valorar la demanda pasa primero por la existencia o no de los estudios superiores que estuvieran cursando en Ucrania, ya sean grados, máster o programas de doctorado, mientras que en segundo término se tiene en cuenta el orden de llegada. Las mismas fuentes precisan que, en caso de que las enseñanzas no coincidan exactamente con las de su país de origen, se les ofrece la posibilidad de elegir carreras similares, salvo en aquellas muy específicas de ciencias de la salud como Medicina, Farmacia o Enfermería.

Ante la imposibilidad de contar con recursos suficientes para el alojamiento de estas personas (la residencia universitaria está al completo), la UBU realizó ayer un llamamiento a las familias burgalesas que quieran participar en el programa, por un tiempo mínimo de seis meses, y ofrecer así el apoyo que necesitan estas jóvenes. La institución académica solicita su colaboración para gastos de manutención o vivienda, ya que los personales se cubrirán con ayudas que está preparando la institución, que asumirá el coste de la matrícula. Los interesados en acoger a estudiantes deben rellenar un formulario que se encuentra en la página web www.ubu.es o dirigirse por correo a centro.cooperacion@ubu.es.

Otra de las alternativas que plantea la Universidad pasa por la colaboración económica con fin de «habilitar pisos de alquiler» que permitan financiar los gastos de la renta y los suministros. Las donaciones pueden hacerse en el número de cuenta de la Fundación General ES59 2100 8690 8402 0001 7704 bajo el concepto Donación ProgramaUBU-Refugio.

La mismas fuentes aseguraron que la llegada de las primeras estudiantes podría ser esta misma semana, si bien no existe aún confirmación al respecto. No obstante, se está preparando un grupo de acogida para que las universitarias tengan una persona de referencia a la que dirigirse y puedan solventar dudas en cuanto a la búsqueda de empleo, formación y conocimiento de la ciudad con el fin de facilitar su integración. De igual forma, se prestará asesoramiento legal en las cuestiones burocráticas de solicitud de permisos y se impartirán cursos de adaptación al español.