scorecardresearch

187 municipios ganan vecinos pero la provincia pierde 1.595

CÉSAR CEINOS
-

Valle de Mena aumenta en 182 empadronados en el primer año de la covid; Medina de Pomar, un centenar, y Lerma, 72, al contrario que los principales núcleos de la provincia: Burgos, Aranda de Duero, Miranda de Ebro y Briviesca, que bajan

187 municipios ganan vecinos pero la provincia pierde 1.595 - Foto: Alberto Rodrigo

187 de los 371 municipios de la provincia aumentaron población durante 2020. A la cabeza del crecimiento absoluto se situó Valle de Mena, que el año en el que estalló la pandemia de coronavirus elevó su padrón en 182 personas. Según el Instituto Nacional de Estadística, el municipio norteño cuenta con 3.987 habitantes. En términos relativos, la subida fue del 4,78%, la más elevada entre las entidades locales con más de un millar de censados.

Las últimas cifras de población, que fueron ratificadas en Consejo de Ministros y son las que actualmente están en vigor, datan del 1 de enero de 2021. Por ello, este artículo resume los cambios producidos en los padrones municipales durante los doce meses anteriores al día señalado. Dadas las circunstancias de Burgos, donde se registran actualmente más muertes que nacimientos, las variaciones positivas se deberán, en líneas generales, a cambios en el domicilio. Quizá algún alumbramiento haya servido para que el censo del municipio del bebé haya crecido o se hay mantenido igual. No obstante, esto no es lo habitual en una provincia con crecimiento vegetativo (nacimientos menos defunciones) negativo.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)