scorecardresearch

El alza salarial no compensa el coste disparado del IPC

L.M.
-

Cerró 2021 el Índice de Precios al Consumo en Burgos en el 7,3% -la tasa más alta de la historia-, frente al avance del 1,4% de los sueldos pactados en convenio

El alza salarial no compensa el coste disparado del IPC - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Desde que el Instituto Nacional de Estadística recoge la evolución del precio de la cesta de la compra, el IPC nunca había experimentado un encarecimiento tan elevado como el que ha vivido este pasado curso. De media los precios se han disparado en la provincia de Burgos un 7,3% durante los pasados doce meses del 2021.

Este incremento, lejos de compensarse con el alza de los salarios, se ha visto acompañado por un aumento de las retribuciones pactadas en convenio de apenas un 1,41%, la tasa más baja del último lustro. De este modo, los burgaleses han perdido cerca de seis puntos porcentuales -5,89 para ser exactos- de poder adquisitivo en plena pandemia, uno de los porcentajes más altos de todo el territorio nacional. En España el IPC cerró diciembre en el 6,7% -su tasa más alta en 29 años- mientras que los salarios acordados en el marco de la negociación colectiva crecieron un 1,47%.

Destaca el retroceso en el poder de compra que han sufrido economías como la de Guadalajara, Toledo o Salamanca. En estos enclaves la diferencia entre el aumento de la cesta de la compra y el alza de los salarios es del 6,36%, 6,28% y 6,15% respectivamente. Por contra, donde la inflación se ha visto correspondida de una mayor forma con los logros obtenidos en el marco de los convenios colectivos es en Las Palmas de Gran Canaria, Islas Baleares y Almería. En estos territorios no se alcanzan los 3,7 puntos de diferencia.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)