scorecardresearch

Bolaños, en el punto de mira

EFE
-

La oposición cambia el foco de la ministra de Defensa al titular de Presidencia para reclamar responsabilidades por el 'caso Pegasus' con una intensa batería de preguntas en el Congreso

Félix Bolaños tendrá que dar explicaciones el próximo miércoles en una de las comisiones parlamentarias. - Foto: E. Parra (E. Press)

El espionaje político será esta semana el centro de la atención política en el país y la actividad parlamentaria girará en torno a este tema. De hecho,  el Congreso pondrá el foco en el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, al que tanto sus socios de Gobierno como sus aliados parlamentarios piden que desclasifique los documentos de espionaje reconocidos por el CNI, mientras que PP, Vox y Cs le reclaman explicaciones sobre la seguridad de los móviles del Ejecutivo.

Después de que la directora del CNI, Paz Esteban, admitiera en la comisión de secretos oficiales de la cámara baja la semana pasada que espió con autorización judicial a una veintena de políticos independentistas, entre ellos al actual presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, la crisis del caso Pegasus se reaviva en casi todos los frentes de la Cámara.

La portavoz popular, Cuca Gamarra, preguntará a Sánchez si cree que hay que reforzar las instituciones del Estado y pondrá el acento en las competencias sobre seguridad nacional del Ministerio de la Presidencia.

En las últimas horas las miradas han pasado de la ministra de Defensa, Margarita Robles, al titular de la Presidencia, que precisamente acudirá el miércoles a la Comisión Constitucional para dar cuenta de la conversación que mantuvo con la consejera de la Presidencia catalana, Laura Vilagrà, en Barcelona, cuando se desveló el espionaje a líderes independentistas.

¿Qué está haciendo el Ministerio de la Presidencia para que los altos cargos del Gabinete sigan los protocolos de seguridad que marca su departamento? preguntará el también político del PP Carlos Rojas a Bolaños, al tiempo que la todavía portavoz adjunta de Vox, Macarena Olona, querrá saber si Bolaños es el responsable «de velar por la seguridad del teléfono móvil» de Sánchez. Por su parte, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, incidirá con el presidente en si «sus pactos de Gobierno dan estabilidad y garantías para solventar los problemas de los españoles».

Y es que el caso Pegasus, además de empañar la relación del Ejecutivo con los independentistas catalanes y vascos y con socios prioritarios como el PNV, sigue ahondando en la herida abierta con su aliado de coalición, Unidas Podemos, que exige una comisión de investigación y asunción de responsabilidades. En este sentido, el portavoz del grupo parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, dirigirá su pregunta a Robles con su habitual ironía: ¿Está el Gobierno español satisfecho con la actuación de los servicios de inteligencia?

ERC además lleva esta semana al pleno una moción consecuencia de interpelación sobre la calidad democrática del Estado y recordará al Gobierno las recomendaciones de la Resolución 2381 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, que insta a reformar los preceptos penales de rebelión y sedición en España y a retirar todos los procesos penales vinculados con el referéndum de 2017.

Los socialistas tendrán que retratarse ante esta iniciativa que podría rebajar la tensión con los republicanos sobre todo después de que el Ejecutivo insistiera en seguir con la vía del diálogo con ERC.

Sánchez ratificó el viernes su intención de agotar la legislatura pese a las «turbulencias» y se mostró convencido de que «pasarán». En este sentido ayer la portavoz Isabel Rodríguez aseguró que no habrá urnas antes de tiempo y mostró su sorpresa de que el recién estrenado líder del PP, Alberto Núñez Feijóo ya esté pidiendo comicios.