scorecardresearch

«Si las casas vecinas fueran de madera, corre como gasolina»

R.E.M.
-

El fuego destroza una casa en Quintanilla del Agua y se apunta a la chimenea como origen de las llamas. Su único habitante no estaba en el interior y no hay heridos, y los vecinos que se enteraron echaron una mano a los bomberos de Lerma y de Salas

Con el frío que hacía el martes al caer la noche -sobre los 0 grados a las 21 horas- las calles de Quintanilla del Agua se encontraban vacías. Nadie imaginaba que a tan solo unos metros de donde viven se estaba produciendo un incendio que arrasaba por completo  la casa de uno de sus vecinos. «Nos enteramos por el móvil», reconocían algunos ayer por la mañana, que comentaban que si «antes al menos sonaban las campanas para avisar cuando pasaba algo así» en esta ocasión la noticia les llegó a través de las redes sociales y por lo publicado en este periódico minutos después del suceso.

No es de extrañar, por tanto,  que nadie se enterase al momento de las llamas que salían de una vivienda de la localidad. Fue Félix Yáñez, el artista creador de Territorio Artlanza, quien descubrió por casualidad el incendio cuando acudía desde el taller a casa a merendar, sobre las 8 y media de la tarde. «Había luna llena y se veía bien, me di cuenta de que una chimenea tenía un humo enorme y al llegar allí estaban las chispas debajo de las tejas», explica. Avisó rápido al 112 y también a los vecinos. Intentó tirar la puerta por si había alguien en el interior, pero no lo logró y «en un minuto» se hundió el tejado y salió todo el fuego del interior.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)

«Si las casas vecinas son de madera, corre como la gasolina»«Si las casas vecinas son de madera, corre como la gasolina»