Descubren una plantación de marihuana tras un incendio

DB
-

La Policía detiene al varón que vivía en la casa de la travesía del Ebro y se incauta de un kilo de droga. La plantación estaba distribuida por diferentes estancias y el ático se usaba con secadero

Descubren una plantación de marihuana tras un incendio

La Policía Nacional de Miranda de Ebro ha detenido a un varón como presunto autor de un delito contra la salud pública, tras un incendio originado en su vivienda.
Una llamada alertando de un posible incendio en la travesía del Ebro de Miranda de Ebro dio lugar a la actuación policial, ya que rápidamente una dotación se desplazó hasta el lugar, observando a su llegada cómo salía gran cantidad de humo de la parte superior de la vivienda, por lo que inmediatamente y tras solicitar la presencia de bomberos, los agentes adoptaron las primeras medidas dirigidas a minimizar los riesgos personales y materiales.
Una vez sofocado el incendio los agentes subieron al domicilio en compañía de los bomberos para comprobar los daños ocasionados y las posibles causas que pudieran haberlo originado, observando que el fuego se habría producido por un fallo de la instalación eléctrica que alimentaba lo que a simple vista parecía una plantación indoor de marihuana.
Los hechos se comunicaron a la Autoridad Judicial, dando cuenta del hallazgo de la droga y circunstancias que lo rodearon, a la vez que se solicitaba el correspondiente mandamiento de entrada y registro.
Los agentes policiales en el transcurso del registro se toparon con que la plantación de marihuana se encontraba distribuida a lo largo de toda la vivienda en diferentes fases de producción, además se utilizaba el ático o planta superior como secadero, e incluso en la planta baja, en una de las ventanas se había practicado un pequeño acceso que permitía el comercio y distribución de la sustancia estupefaciente de forma discreta.
En el domicilio se localizaron e intervinieron útiles para la plantación, cultivo y distribución de marihuana tales como sistema de ventilación, lámparas halógenas, humidificador, fertilizantes, balanza de precisión y bolsas para distribución y trasporte. También dos armas simuladas y gran cantidad de munición real de diferentes calibres.
La cantidad total de sustancia estupefaciente que pudo ser recuperada por los agentes tras el incendio arrojaba un peso de un kilo.