scorecardresearch

Astérix vuelve a la aventura

SPC
-

El irreductible galo emprende un viaje al este en una trama con tono ecologista que va tras el grifo, un animal mitológico de origen eslavo

Astérix vuelve a la aventura - Foto: SALVAT

Audaz, intrépido, valiente... Astérix vuelve a la carga con el siempre voluntarioso e inseparable Obélix y esas gotas de poción mágica que le convierten en irreducible. ¿Y qué será esta vez? Nada más y nada menos que un viaje en busca del grifo, un animal mitológico con cabeza y alas de águila y parte posterior de león que les llevará a realizar una expedición por tierras sármatas.

¡Por Tutatis! ¿Y dónde está ese destino? Nadie duda ya, a punto de publicarse el álbum 39 de los galos, que al oeste de Europa, Roma y su civilización está más que asentada, aunque una aldea gala resiste todavía y siempre al invasor... Pero al este está Barbáricum, un vasto territorio desconocido, salvaje e inexplorado, que ocupan pueblos de nombres impronunciables. Entre ellos, los sármatas un pueblo nómada que se convierte en el ancestro de los eslavos.

Con buenas botas, un sayo calentito y capa a los hombros, los lectores podrán ir tras el mismo ser que los galos a partir del próximo día 21, día en el que saldrá a la venta esta aventura con una tirada inicial de cinco millones de ejemplares, dos millones en francés y los tres restantes en otras 16 lenguas. Titulado en su idioma original Astérix et le Griffon, la edición española ha variado un poco el título hasta Astérix tras las huellas del Grifo para evitar que pueda parecer que el guerrero galo se ha embarcado en una aventura de fontanería.

Este es el quinto álbum sin los dibujos de Albert Uderzo, pero el primero sin la supervisión del creador, fallecido el año pasado.

Con el dibujante Didier Conrad ausente por enfermedad, el equipo creativo que presentó ayer las viñetas estuvo representado por el guionista Jean-Yves Ferri, quien explicó que se ha buscado un tono «ecologista» en el que los romanos representan a los occidentales explotadores de recursos mientras que los sármatas, dibujados con rasgos y viviendas de marcado tinte eslavo, son un pueblo que vive «en armonía con la naturaleza».

Ferri, con ya cinco álbumes realizados desde 2013, sugirió que será «el último», por el enorme esfuerzo que implica crear un volumen sobre el héroe galo cada dos años. Claro que, dijo lo mismo con el anterior...

Así que, de momento, mejor sentarse a disfrutar de los dibujos de esta última trama y, por supuesto, de sus personajes. A los de siempre, Idéfix incluido, se suman nuevos malvados con divertidos nombres como Ensujugus. Será quien vaya a  la cabeza de la columna de romanos enviados por César para capturar al grifo. «Se trata de un romano algo diferente, mucho más fornido y resuelto que los que solemos ver. Entregado a su misión, desprecia al bárbaro, sin darse cuenta de que la ignorancia y la superstición están más bien en sus filas», explica Jean-Yves Ferri.

¿A qué suena un venator que se llama Sabiondus?  Él es un luchador especializado en combates con animales que Conrad ideó como un personaje carismático al que encasquetó una impresionante musculatura, recubierta de una piel de tigre igual de impresionante.

El polémico escritor francés Michel Houllebecq ha sido caricaturizado también como uno de los malvados. Es Terrignotus, el geógrafo de César y cabeza pensante de esta expedición, presente en esta aventura por amor a la ciencia y que cumple con la petición habitual de los lectores de que los autores caricaturicen a algún personajes.

ARCHIVADO EN: Enfermedades, Roma, Viajes