scorecardresearch

Escaparates de ilusión

S.F.L.
-

La XXV edición de la Feria Agraria y Artesanal de Oña reúne en 47 puestos a comerciantes de toda la región

El uso de la mascarilla y de gel desinfectante era obligatorio en todo el recinto de la feria. - Foto: S.F.L.

Antes de que el reloj del Cubillo marcase las 10 de la mañana, en las calles de Oña había un movimiento poco habitual para la época del año en la que nos encontramos. Un ir y venir de coches, música de fondo, las barras de los bares repletas de todo tipo de pinchos y la ilusión de los vecinos y visitantes de sentirse ‘casi, casi’ como antes del 14 de marzo de 2020. La explicación de tal deseado jaleo no podías ser otro que la celebración de la XXV edición de la Feria Agraria y Artesanal.

La Plaza del Mercado fue, indiscutiblemente, el centro neurológico de la villa. Todo aquel que ayer la pisó no dejó de lado el lugar, que con motivo del evento acogió 47 puestos de productores y artesanos de la región, en los que se podía comprar una amplia variedad de productos gastronómicos de la zona como fruta, verdura, repostería, queso o embutido, artículos de decoración y bisutería.

Con el fin de garantizar la seguridad de los participantes y del público asistente, el Ayuntamiento optó por ampliar el espacio habilitado para la ubicación de los puestos más allá de la plaza, la calle Campo y el Torrejón. La del Convento también fue el escaparte de varios comerciantes y según José, un turistas que no hay un año que no se pierda el evento, daba la «sensación de que en esta ocasión había más cosas que mirar». Un efecto óptico ya que en anteriores ediciones se han alcanzado los 90. 

Después de 18 meses conviviendo con restricciones, ayer se palpó en el ambiente oniense que las personas tienen ganas de normalidad (...).

(Más información e imágenes, en la edición impresa de Diario de Burgos de este lunes o aquí)