scorecardresearch

El PP «estudiará» qué hacer con la plaza de toros para que haya feria

Á.M / Burgos
-

Ibáñez pide tiempo para analizar el informe que habla de graves daños estructurales

El coso tiene capacidad para 12.000 espectadores y se construyó en los años 60. - Foto: DB/Miguel Ãngel Valdivielso

La negativa del técnico que venía firmando el certificado de seguridad de la plaza de toros de El Plantío a volver a rubricarlo ha encendido las alarmas porque, sin esa acreditación técnica, es ilegal celebrar una feria como la que está prevista para dentro de seis meses. Tal y como ayer avanzó este periódico, la negativa se sustenta en las graves patologías que presentan tanto la estructura como los elementos del graderío del coso y en la falta de inversiones en mantenimiento que garanticen la seguridad de los aficionados.

Además, el arquitecto técnico que en los últimos tres años «asumió la «grave responsabilidad» de firmar el certificado advierte que «resulta imperativo destinar una partida importante a las obras urgentes de arreglo de la seguridad estructural» de la instalación. Así que, resumido, o se hace una inversión potente para la que no hay dinero o la feria de 2013 podría quedar en el aire.

Las salidas que quedan ante el panorama actual no son demasiadas. Según explicó ayer el concejal socialista Antonio Fernández Santos, hay otros técnicos y arquitectos municipales que nunca han querido arriesgarse a asumir la responsabilidad de firmar que esa plaza es segura, así que parece difícil que alguien lo haga ahora con el precedente aquí reseñado.

El vicealcalde, Ángel Ibáñez, considera que «es humano que el técnico se desentienda de esa responsabilidad» y asume que «nuestra obligación es la de velar por la seguridad de las personas». No obstante, también recuerda que «tenemos informes desde los años 90, cuando ya estuvo a punto de suspenderse una feria, que hablan de la gravedad de los daños con mayor o menor intensidad» y aún así se ha celebrado el ciclo sampedrero todos los años.

Pero el hecho diferencial es que ahora es pública la negativa a firmar el certificado de seguridad y que, tras lo sucedido en Madrid, ningún técnico parece dispuesto a jugarse su carrera salvo que esté muy seguro de que El Plantío está sana, algo que han puesto en solfa todos los informes realizados en la última década. «Lo estudiaremos y veremos qué medidas tomar; es obvio que necesitamos revocar ese informe y hay que ver cómo hacerlo», termina Ibáñez.

Fernández Santos, por su parte, puso el acento en que «hace más de diez años que sabemos que hay un problema de aluminosis grave en la estructura, y por eso en su momento intentamos tener otra plaza si es que era necesario hacerla». Además mostró su convencimiento de que será difícil que un funcionario «se juegue el tipo» y firme que la plaza es segura, pero considera «que buscarán a quien lo haga». Lo que sí pide es que «sin garantía total no se celebre evento alguno».