Gil reclama 130 millones para luchar contra la despoblación

SPC
-

El portavoz socialista en el Senado lamenta que PP y Cs rechazaran la moción que hubiera permitido «luchar contra el vaciamiento de nuestros pueblos»

Ander Gil (c), portavoz socialista en el Senado, junto a Virginia Barcones y al senador autonómico Francisco Díaz. - Foto: Juan Lázaro (Ical)

El portavoz socialista en el Senado, Ander Gil, defendió ayer la moción presentada por su grupo a finales de 2018 de relajar la senda de déficit para que Castilla y León pudiera contar con 130 millones más para luchar contra la despoblación. Una cantidad que se habría invertido en la mejora de los servicios públicos que, en el caso del ámbito rural, definió como «la herramienta más eficaz para luchar contra el vaciamiento de nuestros pueblos». No obstante, lamentó que aquella moción fuera rechazada por el PP con la ayuda de Ciudadanos, «que son los que hoy gobiernan en Castilla y León».
Gil realizó estas declaraciones minutos antes de constituirse la comisión especial sobre evolución demográfica en el Senado, en la que estuvo acompañado por la vicesecretaria autonómica del PSOE, Virginia Barcones, y donde ejercerá de portavoz socialista el senador autonómico Francisco Díaz.
El senador burgalés aseguró que la despoblación «afecta de manera muy cruel a Castilla y León», de ahí la importancia de esta comisión que es única, ya que no se da en el Congreso, como destacó, sino solo en la cámara de representación territorial.
El portavoz del PSOE en esta comisión, Fran Díaz, aseguró que esta lucha es una «reivindicación histórica» socialista y de Castilla y León que «no puede esperar más». «El diagnóstico está hecho, necesitamos soluciones» blandió en su intervención Díaz, que acusó a este «drama» de que «la generación más preparada de nuestra historia no puedan desarrollar su vida» en la Comunidad, según informa Ical.
Díaz también se refirió a esa «falta de servicios públicos» de la administración autonómica que «genera ciudadanos de primera y de segunda» vivan en el mundo rural o en núcleos urbanos. Una circunstancia que se comprometió a combatir en este nuevo desempeño ya que, según subrayó, «desde esta comisión toca trabajar de la mano para poner soluciones y no parches para un problema que puede que estemos a tiempo de evitar».
Por su parte, Virginia Barcones llamó a hacer de esta comisión el foro en el que construir «los consensos necesarios para seguir avanzando» frente a ese vaciamiento del medio rural y «poner la lucha contra la despoblación en el centro de la acción política».
Un reto que «solo vamos a conseguir desde la transversalidad y colaboración entre las administraciones», frente a la «pasividad e indolencia» de PP y Ciudadanos, a los que acusó de permanecer en un estado de «hibernación permanente» frente a este problema. «No vamos a consentir que Castilla y León sea un mero espectador», concluyó.