scorecardresearch

La restauración de San Juan de Ortega lleva varada desde 2016

F. TRESPADERNE
-

Incluso la licencia de obra solicitada por la Fundación Diper para remodelar el monasterio ha caducado. Se ejecutó la fase financiada por la Junta y Caja de Burgos, pero falta rematar las plantas baja y primera

Las habitaciones de la primera planta están sin terminar, ya que se priorizó acabar las de la segunda destinadas a acoger personas asistidas. - Foto: Luis Román

Hace aproximadamente quince años que comenzó a gestarse el proyecto 'Monasterio de San Juan de Ortega: Reviviendo y actualizando el Camino de Santiago', una iniciativa impulsada por la Fundación Diper, que llegó a un acuerdo con el Arzobispado en 2008 para la cesión de todo el convento. Un año más tarde fueron la Junta de Castilla yLeón, Caja de Burgos y el Arzobispado los que firmaban un convenio, que contemplaba una inversión de seis millones de euros, para acometer las obras de remodelación del monasterio para adaptar los distintos espacios para acoger un albergue de peregrinos, una residencia de larga estancia, centro asistencial y de voluntariado, además de un centro cultural.

La primera fase de las obras de ese ambicioso proyecto, remodelación exterior, limpieza del monasterio, actuaciones en el claustro y en las dos plantas del monasterio, se ejecutaron en buena parte, ya que aunque estaba prevista una inversión de seis millones de euros finalmente solo se llegaron a gastar, debido a la crisis económica, cerca de cuatro, apunta fuentes del Arzobispado, que siguen confiando en que la Fundación Diper encuentre vías de financiación privadas para concluir los trabajos.

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)