scorecardresearch

Una isla sin fibra en Juan XXIII

H.J
-

Tres portales de esta barriada se quedaron sin cablear en el año 2014, cuando se ejecutó la instalación en las viviendas de alrededor, y así continúan para sorpresa de los vecinos y los negocios que ocupan los bajos

Los afectados son los números 16, 17 y 18, entre la calle Vitoria y Fátima. - Foto: Patricia

Es un misterio tecnológico. O administrativo. O las dos cosas. Nadie sabe muy bien por qué, pero hay tres portales de la barriada Juan XXIII que no tienen fibra óptica mientras todos los edificios vecinos cuentan desde hace años con esta tecnología.

Los números 16, 17 y 18 de las también conocidas como ‘Mil viviendas’ se han quedado atrasadas. Sus vecinos, y también los negocios que ocupan los bajos, tienen que recurrir a los datos de sus móviles o al ADSL para poder trabajar estudiar o trabajar en remoto.

«Hasta donde yo sé, son los tres únicos portales de todo el entorno que no tienen fibra», explica Roberto García,  vecino del entorno. «A mí me consta que se ha solicitado a alguna operadora, al menos en dos de esos portales, y no se nos contesta. Esto ocurrió hace un mes o mes y medio y no sabemos por qué no podemos tener esa tecnología», lamenta.

El ADSL permite una conexión mínima, pero no resulta operativo cuando hay que mover grandes cantidades de datos o cuando se necesita una conexión fluida, por ejemplo para videollamadas. «Que a día de hoy no tengamos esto es algo que nadie entiende», remata García.

El caso ha llegado hasta el Ayuntamiento de Burgos pero la concejala Dolores Ovejero, que está coordinando el despliegue de la fibra óptica por las zonas del centro histórico que se habían quedado ‘en sombra’, asegura que no debería haber problemas técnicos ni legales tratándose de Juan XXIII.

Ovejero se puso en contacto con Telefónica, quienes a su vez le han explicado que en el año 2014, cuando se instaló la fibra en el entorno, por algún motivo se quedaron colgados los tres portales que siguen sin ella. La operadora, advertida por esta indagación del Consistorio, se ha comprometido a elaborar un presupuesto para hacer llegar la fibra hasta los edificios, una tarea que no debería ser muy costosa puesto que todos los alrededores ya están cableados.

Y a su vez los responsables municipales aseguran que, puesto que no hablamos de edificios protegidos ni con condicionantes de un entorno histórico, la solución técnica tendría un rápido visto bueno de la sección encargada de dar las licencias oportunas.

Ovejero destaca la «interlocución directa» que se ha conseguido en los últimos meses con Telefónica, lo que debería permitir solucionar problemas puntuales al igual que lo está haciendo con el despliegue de fibra en el centro que llevaba años enquistado.

Tras arrancar este proceso en el mes de agosto, la compañía ha presentado ante la administración local casi 50 proyectos (de un total de 200 previstos) en los que se recogen múltiples intervenciones. No solo en el cogollo histórico, también en el resto de la ciudad y con especial incidencia en la zona sur y en el entorno de Reyes Católicos.