Adif inicia las pruebas de carga en 17 viaductos

DB
-

Estos test forman parte de los estudios previos necesarios para la explotación comercial de la línea de alta velocidad

Adif comienza las pruebas de carga en los viaductos

Adif Alta Velocidad ha comenzado los trabajos de pruebas de carga e inspección de los viaductos del tramo Venta de Baños-Burgos, correspondiente al Corredor Norte-Noroeste de alta velocidad ferroviaria. Con estos trabajos, que se desarrollarán durante las próximas semanas, da comienzo la fase de pruebas del tramo de alta velocidad entre Venta de Baños (Palencia) y Burgos.

Estos test forman parte de los estudios previos necesarios para la explotación comercial de la Línea de Alta Velocidad (LAV). Las pruebas que se están llevando a cabo consisten en la ubicación de distintas configuraciones de carga sobre las estructuras, con el fin de verificar que el comportamiento estructural de los viaductos corresponde con el previsto y certificar de este modo que la construcción se ha llevado a cabo de forma satisfactoria, según ha informado el administrador ferroviario a través de un comunicado.

Para estos ensayos en los viaductos, se emplean distintas composiciones de trenes compuestos por hasta dos locomotoras y un total de diez vagones-tolva cargados de balasto, dependiendo del tipo de estructura. Las pruebas que se realizan son tanto estáticas como dinámicas, en este caso a distintas velocidades de circulación.

En total, en esta fase se van a realizar inspecciones o pruebas de carga en un total de 17 viaductos y 26 pasos inferiores de todo el tramo entre Venta de Baños y Burgos.

95,5 kilómetros de nueva plataforma. La Línea de Alta Velocidad Venta de Baños-Burgos-Vitoria / frontera francesa se inscribe dentro del Corredor Norte-Noroeste de Alta Velocidad y forma parte del Proyecto Prioritario nº 3 del Eje Atlántico Ferroviario Europeo, dando continuidad en territorio español a la línea Madrid-Valladolid-Vitoria-Frontera Francesa.

El tramo Venta de Baños-Burgos cuenta con 95,5 kilómetros de nueva plataforma, incluyendo los ramales de conexión y la variante ferroviaria de Burgos. Dispone de vía electrificada de ancho estándar o UIC (1.435 mm), con carril de 60 kg/m que va colocado sobre una plataforma de 14 metros de anchura. Se ha diseñado para alcanzar una velocidad máxima de 350 kilómetros por hora, con curvas de radio mínimo de 7.250 metros y pendientes máximas de 21 milésimas por metro.