scorecardresearch

El PSOE plantea fijar un «suelo social» que no se pueda recortar

I.L.H. / Burgos
-

Los socialistas estiman que ese mínimo no debería ser inferior al 12% del presupuesto total

Los comedores escolares son, para algunas familias, la única comida que sus hijos hacen al día. - Foto: Luis López Araico

El último informe de Unicef España arroja unas cifras escalofriantes: 2.300.000 niños viven en nuestro país bajo el umbral de la pobreza, lo que supone un 27,5% de los menores que hay en España. Los datos son nacionales, pero según el  grupo municipal socialista esta situación es también un «grave problema» en Burgos: «La posición de la gerencia de servicios sociales y la del alcalde es la de que no hay problema sin atender. No hemos oído una falsedad más grande cuando todos los informes indican lo contrario», sugirió ayer Luis Escribano.

Sin barajar datos específicos de la ciudad porque no se conocen, el concejal socialista tildó de «insuficiente» la actuación municipal en este materia: «Es el problema más importante que tiene Burgos y es insoportable decir que se está atendiendo. Que nieguen la existencia del problema es inaceptable -añadió- y más cuando hace dos años el Ayuntamiento decidió formar parte de la Red de Ciudades Amigas de la Infancia, lo que le obliga a hacer una actuación preferente para resolver los problemas de la infancia. Y lo único que dicen es que no existe».

La situación de los niños en Burgos, según Mar Ramírez, «forma parte de la realidad en la que se encuentran los servicios sociales en nuestra ciudad». La concejala del grupo municipal socialista los calificó de «muy deficientes» porque desde el año 2011 se han ido «deteriorando de manera progresiva e invasiva para la población», y lo que es peor, «camina hacia una parálisis absoluta».

Las críticas de Mar Ramírez se centraron en dos aspectos fundamentales: la reducción de los presupuestos municipales y el acuerdo marco. Según la concejala del PSOE en 2012 el presupuesto destinado a asuntos sociales alcanzaba el 12% del total, con algo más de 22 millones de euros. En 2014 la cifra ha descendido hasta los 17.400.000 euros, lo que supone un 9,2% del presupuesto total.

En cuanto al acuerdo marco entre la Junta y el Ayuntamiento, ha pasado de casi 5 millones en 2011 a 3.700.000 euros para 2013-2014, añadió Ramírez, que también denunció el retraso en el pago por parte del Gobierno regional. «Con menos presupuestos en esta materia es más que una utopía tener políticas sociales que solucionen las necesidades cada vez más urgentes y crecientes de la población», reiteró sin olvidar que «buena parte de la carga recae en las organizaciones sin ánimo de lucro, que han visto reducir los convenios desde 2011 en un millón de euros».

Por todo ello, el PSOE plantea que se establezca un «suelo social» que no pueda ser recortado por ningún gobierno, sea del color que sea. La cantidad que estiman necesaria sería, como mínimo, del 12% del presupuesto total, con cifras como las que había en 2011. Al mismo tiempo piden recuperar las cuantías del acuerdo marco y revocar las modificaciones aplicadas en estos tres últimos años.