scorecardresearch
Ignacio Fernández de Mata

Los Heterodoxos

Ignacio Fernández de Mata


...al río

30/03/2022

Después de pisar una bosta, zurullo o heces, es ineludible su extracción y limpieza. Nada hay peor que hacerse el Larsson y prodigar la suela por alfombras y parqués, proceso conocido como enmierdar y que, lógicamente, supone una pésima reputación como pisador y conviviente.

¿Y quién le cuenta esto al presidente en funciones?

El pan que decía hacer Mañueco empieza a parecer borona intragable. El sulfuroso proceso de negociación entre el PPCyL y Vox, ?lo poco que sabemos de él?, tiene todas las trazas de un proceso de aprendizaje e iniciación..., para los peperos. Los voxistas exigen respeto y maneras, que entren por turno en el despacho y besen la mano del signorino. No tienen prisa. No quieren ser ocultados como pecadillo venial antes de la ordenación del varón virtuoso llegado de Galicia. Vox inaugura en CyL una nueva fase de visibilidad, de poder, de fagocitación de la caducada medianía conservadora. Vienen a crecer.

El pacto se ha centrado en la máxima obtención de réditos para el porvenir ultra, razón de las consejerías elegidas. Vox parte de análisis servidos por la internacional Trump-neoliberal: a los tradicionales antisistema de ultraderecha tipo libertarians, suman los perjudicados/expulsados del sistema mundial de deslocalización industrial y especulación financiera. Su foco son las desguarnecidas clases productoras, los pequeños/medianos transformadores y el pequeño comercio/distribución. Esto es, el campo, y todos aquellos que se creyeron el mantra del emprendimiento, los autónomos que arriesgaron sus exiguos capitales y andan sempiternamente al borde de la quiebra. Todos aglutinados en un discurso que mixtura antiglobalización y nacionalismo glorificador.

El PP da por perdido el campo. Lo que desde la óptica de Feijóo debería ser un gran error. El despoblado mundo rural tiene un peso específico en nuestra política, y Vox lo sabe. Hay una cuestión de sociología histórica: el campo castellano es muy conservador. Además, está olvidado y maltratado. Vox no solo suple al PP en este ámbito, también aspira a comerse a la España vaciada. Como lo está haciendo con los autónomos, tan sensibles a discursos individualistas, exaltadores, épicos y antimpuestos.

Mañueco ha firmado su aniquilación. La única salida que le queda al partido y a su presidente regional es cortar por lo sano, volver a las urnas o envainársela y tratar de pactar con el PSOE. Pero eso sería patriotismo sin etiquetas, y los tiempos no están para tales frivolidades. Lo otro, seguir pisando…
losheterodoxos.blogspot.com