scorecardresearch

«Hemos reconocido errores e interpretado el mensaje de la gente: confío en dar la sorpresa»

Angélica González / Burgos
-

Daniel de la Rosa | Candidato a la Alcaldía de Burgos por el PSOE

Daniel de la Rosa posa en el Paseo del Espolón el pasado martes. - Foto: Valdivielso

En 2011 se quedó a las puertas del Ayuntamiento pues era el número 9 en la lista  del PSOEa las elecciones municipales que obtuvo 8 concejales. Cuatro años en el dique seco políticamente hablando no le desanimaron sino todo lo contrario: se presentó a las primarias de su partido y, por un margen muy estrecho, ganó a su contrincante, Esther Peñalba. Ante la cita del domingo se presenta muy optimista.

Todos los que rodean al candidato socialista a la Alcaldía, Daniel de la Rosa, aseguran que el contundente optimismo que rezuma en estos días de campaña no es una pose forzada por las  circunstancias sino que está total y absolutamente convencido de que la reflexión realizada por el PSOE sobre  los errores cometidos, el programa que presenta y las personas que le acompañan en la candidatura le darán un resultado que le va a permitir gobernar la ciudad en  los próximos cuatro años.

¿Qué escenario municipal se plantea para el 24 por la noche?

Ser la fuerza más votada y liderar una mayoría social en clave de Gobierno. Confío en que demos la sorpresa y aunque sé que va a estar muy peleada la victoria quiero transmitir la idea de que el PSOE sigue aspirando a representar a la gran mayoría de los ciudadanos desde la responsabilidad.

¿Qué le dice a la persona que está tan cabreada con el PSOE que ha decidido no volverles a votar?

Lo primero que le diría es que hay que reconocer los errores políticos y así lo hemos hecho, que nos han salpicado algunos casos de corrupción que estamos depurando, que hemos sabido interpretar el mensaje de la gente espero que no demasiado tarde y que nos hemos regenerado. En Burgos hemos presentado una candidatura totalmente renovada, estamos demostrando ganas e ilusión y -aunque no lo hemos hecho todo bien- lo mejor que tiene este país es, en parte, gracias a los socialistas. Hemos cambiado y lo queremos demostrar gobernando. Que nos den esa oportunidad y de manera mayoritaria, si puede ser.

Le ha tirado los tejos a Imagina para un posible pacto de Gobierno tras el día 24. ¿Que haría si son ellos quienes necesitan de ustedes para poder gobernar?

Quiero matizar lo de que les tiré los tejos: fue una respuesta a una pregunta en rueda de prensa en la que dije que estimo no tener ningún tipo de problemas pero que en el caso de que haya que llegar a acuerdos, sé que con la fuerza con la que, de entrada, voy a tener menos problemas para llegar a esos acuerdos va a ser Imagina.

Matizado lo cual, ¿qué pasará si son ellos quienes necesitan del apoyo del PSOE para gobernar?

Ese escenario no me lo planteo de entrada, pero si se diera el caso, que no lo creo, insisto, seríamos responsables y valoraríamos cualquier tipo de acuerdo excepto con el PP. Es verdad que Ciudadanos me lo está poniendo cada vez más difícil porque no acaban de descartar la opción de apoyar a Lacalle, a lo que vienen diciendo que ha sido un desastre todos estos años y al inmovilismo, son incongruentes. Nosotros tenemos que ir a un gobierno progresista que represente a la gran mayoría social.

Dicen que si llegan a gobernar el alcalde en la sombra será Antonio Fernández Santos, bregado en todo tipo de batallas municipales tanto en el Gobierno como en la oposición...

Él haría la labor de vicepresidente del Gobierno que hizo Alfonso Guerra...

¿El poli malo?

El poli malo... No, en serio... Yo asumo el liderazgo del partido y, espero, también la Alcaldía. Asumo toda la responsabilidad aunque es cierto que me siento muy satisfecho de contar con Antonio en un equipo de Gobierno que va a necesitar experiencia, que es lo que me falta un poco, porque alguna tengo como corporativo. Valoro mucho la experiencia de Fernández Santos pero no será el alcalde en la sombra, será un gran concejal como lo fue con Ángel Olivares.

¿Dónde ha estado el PSOE municipal todos estos años?

Haciendo oposición, algo que no es fácil con el rodillo del PP y es frustrante, lo sé porque lo he vivido, y por eso entiendo que los grupos de oposición tengan sus dificultades. En algunos momentos puntuales creo, por otro lado, que deberíamos haber hecho más hincapié en alguna crítica respecto a la gestión del alcalde, como en el fallido proyecto del bulevar. Pero más allá de esto, creo que han hecho lo que han podido, que no es poco, y como secretario general me siento satisfecho de todos ellos, de hecho, a buena parte de ellos les pedí que continuaran.

Mucha gente opina que en esta última legislatura se ha oído más la voz de Izquierda Unida con solo un concejal que la del PSOE...

La oposición que ha hecho Fernández Santos él solo ha sido superior a la de Salinero. El Grupo Socialista ha estado, en la mayoría de las circunstancias, a la altura. Salinero se ha guiado en muchos casos por Fernández Santos, pero no se lo reprocho porque yo también lo hice.

¿Cómo se va a plasmar en un hipotético equipo de Gobierno municipal que usted dirija la herencia del 99 de la que tanto presume?

Si tengo la confianza suficiente para gobernar, lo primero que haré será lo mismo que hizo Ángel (Olivares) desde el ejemplo de un alcalde que fue capaz de consensuar, de abrir el Ayuntamiento a la participación: el Plan Estratégico parte de un gobierno socialista, la participación en los consejos de barrio también, el reglamento de participación ciudadana es el del 99. Ahora abordamos un momento distintos pero coincidente en algo. Hay que desarrollar la ley de grandes ciudades y hacerlo interiorizando que de verdad nos creemos lo de la participación. Lo mejor de Olivares, en cualquier caso, fue que tenía muy claro qué modelo de ciudad quería, no como Aparicio y Lacalle que han estado improvisando permanentemente. Y esto será para mí un ejemplo: la no improvisación.

Para mucha gente, la legislatura de Olivares fue la del desgobierno...

Para mucha gente, no; para el Partido Popular, es una frase muy manida para ellos. Todo lo que para el PP conlleve perder el Gobierno es un desastre. La ciudadanía, hoy más que nunca, está pidiendo acuerdos, consensos y capacidad de entendimiento, y eso lo tuvo aquella legislatura, el PSOE, en sus primeros años y quienes hicieron una oposición reprochable e irresponsable fue el PP, mucho más agresiva y destructiva de lo que hemos hecho los socialistas, que siempre hemos planteado alternativas.

Ha repetido que lo primero que haría si llega a ser alcalde será encargar una auditoría. Explíquele a la gente cómo se hace y por qué lo va a hacer.

Porque si levantamos las alfombras vamos a ver cosas que no nos van a gustar.

¿Ya sabe qué cosas?

Creo que hay opacidad en algunos contratos de servicios y obras que habrá que depurar. Y por eso encargaré una auditoría externa que confirme si los contratos están hechos conforme a la ley y que aclare cuál es la deuda real del Ayuntamiento porque Lacalle da cifras que no son reales, habla de deuda financiera cuando le interesa y no habla de los consorcios, por ejemplo.

¿Qué lección sacó el PSOE de su fallido interés de sacarle al conflicto del bulevar de Gamonal rédito electoral?

Es que no intentamos sacar un rédito electoral. Durante esa crisis fuimos responsables hasta el punto de que planteamos un acuerdo para que no se cometiera la torpeza de desarrollar un proyecto que no respondía a las necesidades del barrio y así lo entendía la gente. Nosotros nunca hemos escondido que tenemos un proyecto...

Muy parecido...

No, no es parecido, para nada. Tenemos la responsabilidad de darle una oportunidad a Gamonal en el entorno de la calle Vitoria a medio y largo plazo. Llevamos años diciendo que en cuanto esa calle fuera incorporada por la ciudad y dejara de ser una travesía había que actuar y esta necesidad no desaparece porque haya fallado un proyecto que un alcalde intentó imponer.

¿Cuáles son, entonces, sus planes para esa zona?

El principal problema de Gamonal, a efectos dotacionales, se llama aparcamiento y en este sentido planteamos a corto plazo y consensuado con los vecinos en qué medida quieren incorporar aparcamientos y a qué precio. Yo lo tengo muy claro: si se hacen aparcamientos tendrán que ser a coste de obra y el Ayuntamiento debiera contratar la obra pero gestionar la concesión y el alquiler. Y mientras tanto, planteo dos actuaciones complementarias para la escasez de plazas: o bien en Pedro Alfaro o en el Silo y serán los vecinos quienes me lo digan.

¿Nada de ORA? 

En algunas zonas tiene un mero interés recaudatorio como en el inicio de Reyes Católicos o Avenida de la Paz, que son zonas residenciales más que comerciales. Pero en ningún caso la pondría en Gamonal. Tenemos una propuesta que pasa por dar tarjetas de ORA a los comercios y oficinas equiparándola a la de residentes para que tengan tarifa plana en horario de apertura.

¿Por qué en muchas zonas de la ciudad hay que pagar la ORA y comprar una plaza de aparcamiento para asegurarse un lugar par el coche y en Gamonal se puede aparcar en doble fila sin que pase nada? ¿No existe una distinción entre vecinos?

No apuesto por la cultura de la gratuidad que algunos vecinos -no creo que todos- parece que con su actitud están demandando en el barrio de Gamonal. Creo que habría gente dispuesta a meter el coche en un parking con un alquiler en torno a 40 ó 45 euros.

¿Cómo piensa atraer inversiones empresariales?

Me estoy dejando asesorar por los que saben, que son los empresarios. Habrá que ir a vender nuestros terrenos sobre todo a mercados emergentes y me voy a dejar guiar por un consejo que me dieron en FAE, que es hacer un concurso con varias consultoras internacionales que saben ir las ferias importantes donde se vende suelo industrial,  se promocionan ciudades, nudos logísticos y, en definitiva, la industria.

¿Qué hará con las grandes deudas de los consorcios de Villalonquéjar y el ferrocarril?

Mi solución pasa primero por confiar en la recuperación de la crisis pero no solo en eso porque al ritmo de venta de parcelas que llevamos no se llega. Hay que seguir inyectando capacidad de financiación para que los consorcios puedan ir gestionando la deuda y renegociarla con las entidades financieras, no queda otra. En Villalonquéjar hubo una gran irresponsabilidad en su momento. Y gracias al grupo socialista se ha encargado un informe externo para que nos concreten la responsabilidad subsidiaria de las entidades financieras porque algo tendrán que asumir también porque tomaron decisiones junto al Ayuntamiento y no vamos a dejar que se vayan de rositas si tienen responsabilidad.

¿Qué partida dedicará a incrementar los trabajadores sociales en los ceas como ha prometido?

Vamos a recortar partidas que son prescindibles como publicidad, propaganda, protocolo y limitando al mínimo los cargos de confianza para derivarlo a los servicios sociales. El objetivo es recuperar el suelo presupuestario de 23 millones de euros. El proyecto es incorporar, al menos, un trabajador social más por ceas.

¿Cuántos cargos de confianza va a tener?

Creo que una persona de confianza al lado del alcalde es suficiente, ¿para qué está, si no, el Gabinete de Alcaldía con las extraordinarias funcionarias que tiene?

¿El Gabinete de Prensa será solo del equipo de Gobierno como ahora o del Ayuntamiento?

De la Corporación en su conjunto. No necesito una persona que fiscalice, condicione, censure y presione desde Alcaldía sino que demuestre transparencia con los medios de comunicación.

Dice que va a potenciar el deporte base y los juegos escolares. ¿Bajará las tarifas del uso de las instalaciones deportivas?

Los precios públicos han subido un 80% de media en estos cuatro años y es posible y necesario bajarlos para que sean accesibles para toda la gente, para la mayoría social a la que yo quiero representar. A la minoría privilegiada no le hace falta porque tiene capacidad de pagarse un centro deportivo privado pero al común de los mortales hay que rebajarle necesariamente los precios públicos no solo de instalaciones deportivas sino también de los cívicos.

Póngame un ejemplo de «promoción, apoyo y revalorización de los miembros activos de la cultura en nuestra ciudad y de los espacios de producción y manifestación cultural», como asegura en su programa.

De forma puntual, por ejemplo, protagonismo para los artistas de Burgos en todas las citas culturales y colaboración con La Parrala para el mantenimiento de sus instalaciones. Pero para nosotros la cultura no es solo espectáculo sino una apuesta de desarrollo y motor económico para la ciudad, así lo demostramos cuando apostamos por el Complejo de la Evolución Humana, que nadie se olvide, que hay que recordarle a Lacalle que si no llega a ser por el PSOEahora mismo en esa ubicación habría pisos de lujo.

¿Tiene pensado darle una vuelta a los sampedros?

Sí, claramente. No voy a imponer nada pero quiero que la gente valore si se puede cambiar: el chupinazo debería ser más festivo y menos institucional y trasladar a ese momento lo que las peñas hacen con la bota. A las reinas les daríamos su protagonismo en otro momento con un acto solemne de proclamación. Y en la Ofrenda Floral quiero que los grupos folclóricos actúen mientras van llegando las peñas con las flores.