scorecardresearch

La oposición acusa al PP de hacer pagar al ciudadano su «mala gestión»

A.R. / Burgos
-

El equipo de Gobierno aprobó solo con sus votos el Plan de Ajuste exigido por el Ministerio de Hacienda. PSOE, UPyD e IU critican las subidas fiscales previstas en el documento

El concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, pensativo y haciendo algunas anotaciones. - Foto: DB/Patricia González

El debate económico volvió a centrar ayer el Pleno -en esta ocasión extraordinario- en el que el PP aprobó en solitario el Plan de Ajuste exigido por el Gobierno para explicar cómo va a devolver el Ayuntamiento el crédito de 22,9 millones de euros que ha solicitado para pagar parte de la deuda que mantiene con proveedores. Los tres grupos de la oposición, PSOE, UPyD e IU, acusaron a los populares de «hipotecar» el futuro de la ciudad, aludieron a los elevados intereses que va a tener que pagar el Ayuntamiento por el nuevo préstamo y criticaron las medidas incluidas en el documento ligadas al aumento de la presión fiscal.

La edil socialista Carmen Hernando arremetió contra el PP por actuar «como siempre: subiendo los impuestos para solucionar los problemas que han creado ustedes» y a renglón seguido añadió: «Son los responsables de estas deudas por su mala gestión y ahora pasan la pelota a los ciudadanos para que paguen sus platos rotos en vez de ajustarse ustedes el cinturón». En la misma línea, lamentó que no quieran reducir los puestos de libre designación porque -y citó literalmente lo que pone en el documento: «Creemos conveniente no coartar a las 2,5 legislaturas próximas con una decisión que no dejaría maniobrar a una toma de decisión posterior».  

Por su parte, desde UPyD, Roberto Alonso recordó que las deudas contraídas con proveeedores han provocado «la muerte» de empresas y autónomos y pidió que se eviten situaciones como éstas en el futuro. «Se necesita un Plan Económico-Financiero sensato y eficiente para esta legislatura», dijo, al tiempo que demandó que a partir de ahora Tesorería «priorice» el pago a pymes respecto a las grandes empresas. Y volvió a pedir al PP que se «olvide» de obras «innecesarias» como el Burgos Arena.

El edil de IU, Raúl Salinero, desgranó en detalle un buen número de las propuestas incluidas en el Plan de Ajuste, lo que obligó al alcalde a llamarle la atención en más de una ocasión por extenderse en sus intervenciones. «El Plan de Pago a Proveedores ha creado dos Españas: la intervenida, en la que se encuentra Burgos, y la no intervenida. Y han sido ustedes los que han situado a la ciudad en lo peor de la estadística». Además, criticó que el documento elaborado por el PP plantee unos «ingresos ficticios» y «gastos preocupantes». Sobre algunas de las subidas que el plan deja en el aire, opinó que «en un momento dado se sacarán el comodín del IBI y le pegarán un sablazo a los ciudadanos».

¿Tocar el acordeón?

Las contestaciones a todo ello llegaron por boca del concejal de Hacienda, Salvador de Foronda, quien subrayó -dirigiéndose a la bancada de la oposición- que «frente a ustedes, nosotros nos afanamos por buscar soluciones». Además, le espetó al edil de IU: «Dice que no toquemos los contratos, los gastos y que no subamos los impuestos. ¿Entonces qué tocamos, el acordeón por la Plaza Mayor?», al tiempo que no descartó la posibilidad de pedir nuevos créditos siempre que sea posible.

Por otro lado, De Foronda recordó que al Ayuntamiento se le deben 35 millones de euros, por lo que insistió una vez más en reclamar una reforma del sistema de financiación local y advirtió de que habrá que hacer «compensaciones» entre las aministraciones públicas.

Sobre el Plan de Ajuste, dijo que es un «vehículo» con el que el Ayuntamiento va a ratificar su compromiso con la estabilidad financiera y subrayó que la calidad de los servicios públicos esta «garantizada» en referencia a las críticas de la oposición en cuanto a que la revisión de los contratos entre un 15 y un 20% podría suponer  una merma en la prestación de los servicios.

En su último turno de intervención, la portavoz en materia económica del grupo socialista, Carmen Hernando, aseguró que su grupo está preocupado por  la «falta de voluntad política» del PP para enderezar la situación, «su falta de rigor y de seriedad» y por la ausencia de un proyecto claro para la ciudad.

Por su parte, el portavoz de UPyD, Roberto Alonso, lamentó haber perdido parte de la mañana de ayer en debatir sobre un plan de ajuste «que no vale para nada».

«¡Anda, Javi!»

Ayer mismo el equipo de Gobierno remitió el documento a Madrid después de haber introducido a primera hora de la mañana algunos ajustes últimos, como confirmó el propio responsable de la Concejalía de Hacienda. Este asunto provocó uno de los pocos momentos graciosos del Pleno cuando la oposición recriminó al alcalde que el documento corregido se les hubiera entregado cinco minutos antes de iniciarse la sesión «debido a los ajustes incluidos a última hora por el Ministerio de Hacienda», según justificó el alcalde, a quien el concejal del PSOE, José María Jiménez, respondió con un coloquial «¡Anda, Javi!».