Antonio José, música de cámara

I.L.H.
-

La pianista Elisa Rapado y la soprano Adriana Viñuela preparan un disco con piezas inéditas o incompletas que recuperaron del archivo. También incluirán canciones populares e infantiles que no han sido grabadas aún

Elisa Rapado, al piano, y la soprano Adriana Viñuela, durante uno de sus conciertos. - Foto: DB

Hace dos años la pianista y musicóloga Elisa Rapado descubrió durante una investigación en el fondo de Antonio José del Archivo Municipal tres piezas inéditas o incompletas al estar mal catalogadas. Aquellas obras, junto a otras dos que halló en Barcelona el equipo del documental Pavana Triste, vieron la luz en un concierto a cargo de la propia Rapado, la soprano Adriana Viñuela y la violinista Lina Tur Bonet.
Esa actuación amparada por el Instituto Municipal de Cultura fue el germen para que Rapado y Viñuela se plantearan grabar un compacto tratando de difundir la música de cámara de Antonio José. Si ocurrió con la Sonata para guitarra, que durante años tuvo en su poder Regino Sainz de la Maza sin atreverse a tocar y que luego se ha convertido en una de las obras más interpretadas, por qué no ha de pasar con estas canciones y piezas para piano del compositor burgalés. «Como mínimo queremos despertar la curiosidad para que otros sigan investigando, cantando, tocando y accediendo a su obra», subraya Elisa Rapado al explicar el motivo de la grabación de este compacto.
Pero el disco no solo recogerá esas piezas surgidas del estudio y la descripción musicológica del fondo de Antonio José, sino que «habrá otras cosas nuevas que desde entonces han surgido», señala sin desvelar mucho más. Se publicarán también, eso sí, algunas de las partituras infantiles y populares descubiertas por Miguel Ángel Palacios Garoz que aún no han sido grabadas, pero cuyo estudio publicó con la Institución Fernán González. «La Escuela Superior de Canto tiene estos volúmenes y estudiantes del centro las están interpretando. De eso se trata, de que se conozca y se interprete», sostiene mientras suspira por una edición crítica de la música de piano y la de cámara de Antonio José.
En el caso de las obras infantiles que Antonio José compuso para un coro de niños, se grabarán a una voz porque consideran «que tienen interés suficiente para hacerlo con una voz lírica». Salvo El piojo y la pulga, que no podrán interpretar porque requiere de dos voces que se interpelan, por ejemplo.
Aunque la mayor parte del compacto financiado por el IMC es obra que no se ha grabado antes, en la  recopilación estará El molinero, pieza que Rapado y Viñuela han interpretado en conciertos y grabado en un vídeo colgado en YouTube. Es probablemente una de las piezas más conocidas de sus canciones, una preciosa melodía popular recogida por Antonio José en la Merindad de Sotoscueva donde fue a hacer trabajo de campo. También estarán dos temas del compositor burgalés que ya no suelen faltar en los conciertos de ambas, como Canción del alba o La mañana.
El disco, aún sin título, se grabará previsiblemente en noviembre en las instalaciones del Conservatorio Profesional Rafael Frühbeck de Burgos, que ha mostrado «un apoyo incondicional». Yla publicación estará lista en primavera para su distribución internacional.