scorecardresearch

Desmantelada una plantación de marihuana en Valle de Mena

DB
-

Hay un detenido por tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico. La Guardia Civil ha intervenido 421 plantas y 690 gramos en cogollos secos

La plantación de marihuana ocupaba el salón y tres dormitorios de un chalet del Valle de Mena.

La Guardia Civil ha llevado a cabo una operación antidroga en el Valle de Mena que ha permitido desmantelar un centro clandestino de producción 'indoor' de marihuana instalado en el interior de un chalet, además de desarticular un importante punto de venta. Como resultado de la intervención, un varón de 40 años (A.L.S.) ha sido detenido como presunto autor de los delitos contra la salud pública por tráfico de drogas (cultivo) y de defraudación de fluido eléctrico, al constatarse un enganche clandestino al suministro.

La investigación se remonta semanas atrás, cuando personal del Instituto Armado obtuvo información relevante de que en un domicilio de la comarca de las Merindades se pudieran estar realizando actividades ilícitas relacionadas con el tráfico de droga, el cultivo y la venta de marihuana.

Las pesquisas y arduas vigilancias, llevadas a cabo de manera discreta, se centraron sobre una vivienda unifamiliar perimetrada por una valla y custodiada por tres perros de raza potencialmente peligrosa. Estana integrada en una urbanización de una localidad del Valle de Mena, no levantaba sospechas y permanecía ocupada por una única persona que apenas la abandonaba.

Por último, se practicó un registro con mandamiento judicial al interior del chalet, donde se descubrió una amplia instalación para la producción de marihuana que ocupaba el salón y tres dormitorios, acondicionados para la producción sistemática de esta sustancia que permitía obtener varias cosechas anuales, con lámparas, filtros de carbono, transformadores, ventiladores, extractores y decenas de metros de cableado eléctrico.

Corroborando las sospechas iniciales, se hallaron 421 unidades de cannabis sativa adultas, de mediano tamaño, enraizadas en macetas, que arrojaron un peso en verde de 63 kilogramos, y también enseres y material para el crecimiento y desarrollo de las plantas. Cabe destacar, además, la aprehensión de 690 gramos de cogollos secos de esta sustancia, ya dispuestos para su venta.

Adicionalmente y con la colaboración de la empresa suministradora de electricidad se ha detectado la presencia de un 'puenteado' ilegal en la instalación eléctrica, con la intención de 'camuflar' el elevado consumo eléctrico que conlleva estas instalaciones, evitar el alto coste que lleva aparejado y no levantar sospechas, existiendo por tanto un delito de defraudación de fluido eléctrico.

La investigación ha corrido a cargo de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Burgos, que ha instruido diligencias presentadas junto con el detenido en el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Villarcayo.