scorecardresearch

Escenografía para una fotógrafa

ALMUDENA SANZ
-

Elena Guillén ha encontrado en el pueblo de su familia, Villaescusa la Solana, el marco ideal para desarrollar una pasión eclipsada por otras obligaciones y de la que quiere vivir. Acaba de exponer en Huelva y en 2023 llegará a Portugal

Escenografía para una fotógrafa - Foto: Patricia González

Villaescusa la Solana apenas se diferencia del resto de decenas de pequeños pueblos de la provincia. Sus calles solitarias, la maltrecha carretera hasta el caserío, el amenazante cielo gris de otoño, la imponente iglesia elevada como sagaz vigía, los gatos callejeros que ni se espantan ni asustan, el almacén en medio del campo, el sonido lejano de un tractor. Una escenografía tan especial y tan anodina como la de cualquier localidad de la meseta castellana, pero en la que Elena Guillén ha encontrado el lugar para desarrollar su fotografía.

«Este pueblo tiene magia. Es un entorno que me hace ser reflexiva a la hora de hablar y pensar en temas personales. Siempre lo elijo para hacer mis fotografías, creo que porque me transmite la paz necesaria para conversar conmigo misma. Me veo metida en un aura que me ayuda a procesar los elementos de mi vida para después darlos forma», sostiene Guillén sentada en la cocina de su casa del pueblo, con un puñado de retratos de la familia colgados en la pared y envuelta en el confortable calor de una cocina económica en la que hierve una olla. La cafetera italiana en una esquina. Una gris mañana de noviembre asoma por la ventana.

Aunque pueda parecerlo, esta escenografía no está preparada. La dibuja la casualidad. Una palabra sin cabida en el diccionario de esta madrileña de nacimiento cuando se pone el mono de trabajo. Cada uno de sus proyectos está medido al milímetro. Ninguno de los elementos de sus fotografías aparece al azar. Desde la posición de un vaso de agua sobre la mesilla a la sombra que crea la pata de la cama. En el palomar de esa vivienda familiar, la única estancia que ha escapado de la última reforma, montó su propio estudio para ejecutar Ignomia, la colección con la que ha participado en una colectiva en Gibraleón (Huelva) y que mostrará en El Algarve de Portugal en 2023.

(Más información y fotografías, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)