scorecardresearch

La Segunda División se ciñe al guion

ROBERTO MENA
-

La mayor parte de los equipos están donde se les esperaba. El Burgos CF es una de las sorpresas agradables, mientras que Huesca, Sporting y Leganés no acaban de cumplir con las expectativas

Juanma pugna con un jugador del Almería en el choque que el Burgos jugó ante el líder de la competición en el Juegos del Mediterráneo. - Foto: Valdivielso

En el mundo del fútbol dos más dos no suman siempre cuatro, aunque en una competición de fondo como la Liga los equipos van yendo a su sitio conforme avanzan las jornadas. Siempre hay sorpresas, tanto agradables como negativas, aunque la lógica se suele imponer en la mayoría de los casos. En Segunda ya se han consumido más de la mitad de las jornadas y se ha podido comprobar durante 23 partidos la capacidad de cada uno de los equipos, así como sus virtudes y defectos. 

No todos integrantes de la Liga SmartBank están donde se les esperaba, aunque son más los que cumplen con la lógica. Una de las excepciones es precisamente el Burgos CF, que además de ser un recién llegado, vivió un verano tormentoso y contó con uno de los presupuestos más bajos de la categoría. Sin embargo, el cuadro blanquinegro es decimotercero y tiene 8 puntos con respecto a la zona de descenso.

Otro de los recién ascendidos, el Ibiza, también se encuentra en una situación desahogada, aunque el cuadro balear llegó al profesionalismo en mejores circunstancias que los burgaleses.

Sus otros dos compañeros de viaje en el ascenso, Amorebieta y Real Sociedad B, están sufriendo en sus carnes la exigencia del fútbol profesional y ocupan dos de las plazas de descenso directo. En las últimas campañas los novatos suelen contar con muchas papeletas para acabar en el abismo. Dicen los expertos que salvar el primer año es lo más complicado.

Los gallos. A nadie le extraña que el Almería sea el que mande. El club andaluz ha crecido a ritmo de petrodólares y cuenta con una plantilla de enorme calidad. Ha sido el que ha marcado el ritmo en esta primera parte del campeonato, aunque haya aflojado un poco en las últimas jornadas.

Los recién descendidos suelen ser siempre candidatos a recuperar la máxima categoría. Su poder económico suele ser superior al de sus oponentes, lo que se deja notar a lo largo de la temporada. Los claros ejemplos son los del Real Valladolid y el Eibar. A los dos equipos les costó arrancar, pero ya están a la estela del Almería y por el momento los pucelanos se encuentran en la otra plaza de ascenso directo, aunque empatados a puntos con el cuadro armero.

También se ha recuperado de un nefasto arranque el Girona. Con Stuani como punta de lanza la escuadra catalana estaba en todas las quinielas para luchar por un ascenso que se le ha escapado entre los dedos en las últimas campañas. Tenerife y Ponferradina siempre han estado bien posicionados.

Los que no están cumpliendo con las expectativas son el Huesca, que va a más, aunque está lejos de la nobleza, y el Sporting, que se ha diluido con el paso de las jornadas, o el Leganés, que no acaba de carburar, aunque ha mejorado.