scorecardresearch

Los aserraderos recuperan la normalidad

B.A.
-

A pesar de que la huelga de transporte sigue convocada, los camiones con madera han comenzado a entrar en la mayoría de ellos entre el lunes y ayer

La madera ha vuelto a entrar en los aserraderos de la provincia y ya se ven camiones por las carreteras de la Demanda y de Merindades. - Foto: f2estudio

La huelga convocada por la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte sigue activa, pero muchos de los autónomos y transportistas que la habían secundado desde el día 14 de marzo han vuelto ya al camión, al menos los que trabajan en el sector de la madera, que desde principios de esta semana está recuperando la normalidad, recibiendo materia prima y sacando la producción acumulada durante días en sus instalaciones. Ese es el sentir en la mayoría de aserraderos de la comarca de Pinares, y también la percepción de cualquier ciudadano, ya que los grandes vehículos cargados de troncos o tablones vuelven a ser un continuo en las carreteras de la comarca. 

En Maderas San Isidro, en Salas de los Infantes, ayer estaban poniendo a punto las máquinas para volver a elaborar tablón hoy después de dos semanas paradas debido a la falta de materia prima. «Por fin podemos arrancar. Ayer ya comenzaron a llegar camiones con madera de forma prácticamente normal y ya se ven muchos más pasar por la carretera. A ver cuanto dura», reconocía su administrador, Miguel Ángel Vicente. Ahora vienen semanas «de agobio» para reorganizar el trabajo y «contentar a los clientes», a la espera también de recibir sus pedidos tras el parón.

En Vilviestre del Pinar, en Maderas Vicente Medel, se encuentran en una situación parecida. Se quedaron sin madera a principios de la semana pasada y sin poder producir durante varios días, y este lunes comenzaron a recibir la necesaria para poder reactivar su producción. «El transporte se está comenzado a restablecer y se puede decir que ya está casi normalizado», señalaba uno de los socios, César Vicente Medel. 

Muy cerca, en Palacios de la Sierra, Ramón Marcos, de Maderas Pedro Marcos, reconoce que aunque hay todavía profesionales que han decidido continuar reivindicando sus derechos y no salen con sus camiones, la mayoría ha vuelto al trabajo. «Ya va entrando y saliendo mercancía de forma casi normal. A finales de la semana pasada pudimos sacar alguna carga, y entre el lunes y ayer se ha ido estabilizando», reconoce el maderero. En su caso no han tenido que llegar a parar la producción, «pero no hemos contado con todo lo que hubiéramos querido», señala. Ahora, con paciencia, hay que ir dando salida a lo acumulado durante casi dos semanas. «Las entregas se demorarán un poco más porque los camiones ahora no dan abasto para el trabajo que hay».

En el otro lado se encuentran los propios transportistas, cada uno con sus circunstancias y situaciones que les han llevado a retomar el trabajo tras haber decidido parar días atrás. Se han ido incorporando de forma paulatina desde mediados de la semana pasada, pero la vuelta a la carretera ha sido masiva entre el lunes y ayer. Les hay que reconocen ciertas presiones e incluso amenazas por volver, y otros aseguran que lo han hecho porque sus clientes han decidido aumentarles las tarifas. «Creo que en general se ha entendido que debido a la situación había que pagar más por lo viajes», señala un profesional que paró durante más de una semana y que pide respeto para aquellos que ya están rodando a pesar de que el parón no se haya desconvocado. «Igual que existe el derecho a la huelga también está reconocido el derecho al trabajo», afirma.